El valor económico de la educación

Maite Sáenz26 enero 20144min

 

En las regiones de la cornisa cantábrica (salvo Galicia), Aragón, Castilla y León y Madrid cada ocupado tiene un capital humano que le confiere una capacidad productiva equivalente a la de 3 trabajadores sin capital humano, y por el contrario, las regiones del suroeste y ambos archipiélagos muestran una proporción inversa en cuanto a las dotaciones de capital humano per cápita se refiere. El último estudio de la Fundación Bancaja-Ivie «Cambio educativo y productivo en España. 1964-2013» ofrece indicadores de capital humano que tienen en cuenta cómo valora el mercado de trabajo esa formación a través de los salarios en función de la productividad.

educacion_intDurante la actual crisis económica, Asturias, la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía son las comunidades en que más ha crecido este indicador sobre la población ocupada, con valores en torno al 13%, mientras que la menor variación se aprecia en País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña, Illes Balears y Extremadura. Destacan los casos de Asturias, con uno de los valores más elevados de la variable de capital humano y una de las mayores tasas de crecimiento entre 2008 y 2013, e Illes Balears y Extremadura, que con unos de los valores más bajos de capital humano presentan unas tasas de variación que se sitúan en el tercil inferior de la distribución.

El informe pone cifras a la evolución de la educación en España en los últimos 50 años y establece una clara correlación entre el nivel de estudios y la empleabilidad de la población: tener una licenciatura se asocia a una probabilidad de ser activo 28,4 puntos porcentuales superior a quienes sólo tienen estudios primarios.

Además, pone de manifiesto cómo entre 1977 y 2013 se ha producido un incremento de 4 años en el indicador de años medios de estudio, que ha pasado de 6,6 a 10,6 años medios de estudio. Esta mejora educativa ha transformado profundamente la estructura productiva española, en la que los sectores de la agricultura, la energía y la industria han experimentado una trayectoria de disminución del empleo frente al sector servicios, que en en esos años ha crecido un 240% para los servicios destinados a la venta y un 280% para los no destinados a la venta. La construcción ha tenido un crecimiento del 106% hasta 2007, mientras que desde 2008 ha destruido 1,4 millones de empleos y se sitúa en los niveles de mediados de la década de los sesenta. Actualmente, los servicios representan ya más del 75% del empleo existente, frente al 5% que abarca un sector tradicional como la agricultura.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales