El teletrabajo redujo las bajas laborales en 2020, pero aumentó el absentismo

Redacción28 abril 20217min

La situación sanitaria que ha atravesado el país en los últimos meses a causa de la COVID-19 se ha visto reflejada en las cifras de bajas y ausencias al trabajo, tal y como recoge el reciente Informe sobre Absentismo laboral de InfoJobs (marzo 2021). Por el lado de los trabajadores, uno de cada cinco empleados en España mayores de 16 años afirma haberse tenido que ausentar del trabajo en 2020 mediante una baja laboral. Por otro lado, un 24% de los encuestados señala que lo ha hecho sin coger la baja.

Estos porcentajes son fruto tanto del propio impacto de la enfermedad, así como de las complicadas circunstancias en términos de conciliación y cuidados que ha tenido un año tan excepcional como 2020. De hecho, la Seguridad Social distingue, al hacer recuento de las bajas de incapacidad temporal por COVID-19, entre las concedidas por infección (864.512 durante 2020) y las concedidas por aislamiento (casi dos millones).

Las circunstancias sanitarias han propiciado que el 2020 haya sido un año atípico en lo que respecta al absentismo laboral. Sin embargo, no cabe duda de que la obligada implementación del teletrabajo y su relación con la seguridad y salud en el trabajo, tal y como muestran los datos, exige que la Ley del Teletrabajo incluya cláusulas que regulen y controlen el absentismo laboral y la salud de los trabajadores en remoto. Mónica Pérez, directora de Comunicación de InfoJobs.

De hecho, y según datos del último Informe sobre Teletrabajo de InfoJobs, la salud es una de las principales tareas pendientes de este modelo laboral. Y es que el 27% de la población activa española destaca haber padecido problemas físicos tales como dolores musculares o problemas de visión con motivo del teletrabajo. En el caso de las mujeres, este porcentaje sube hasta el 35%, catorce puntos porcentuales por encima del dato facilitado por los hombres. Además, uno de cada dos encuestados afirma también haber sufrido problemas de carácter psicológico durante este último año: estrés, ansiedad o falta de motivación. Otras dificultades derivadas que los españoles han comentado también en este estudio son: problemas para concentrarse por haber distracciones en casa (23%), falta de productividad o rendimiento (10%) y falta de creatividad (5%).

Las bajas de las personas que teletrabajan son mucho más breves

A la hora de ausentarse del trabajo, existen notables diferencias entre los que teletrabajan y los que no. Así, las personas que no han teletrabajado durante el último año han cogido más bajas (23%) que aquellas que sí teletrabajaron (16%). Otro dato relevante dentro del grupo de los no teletrabajadores está vinculado a la duración de las bajas, que es significativamente mayor que entre quienes teletrabajan. Concretamente, entre el primer grupo las bajas duran, de media, 41,4 días y, entre las personas que teletrabajan tienen una duración media de 26 días.

Los teletrabajadores han cogido menos bajas (16%) que los no teletrabajadores (23%) durante el último año, aunque se han ausentado más que estos últimos sin solicitar la baja

Sin embargo, pese a que cogen menos bajas y son más cortas, entre quienes teletrabajan sí se producen con mayor frecuencia las ausencias sin necesidad de solicitar una baja (28%), mientras que entre los no teletrabajadores este dato fue seis puntos porcentuales más bajo.

Uno de cada cuatro trabajadores en 25 y 44 años solicitó la baja laboral en el último año

Por rango de edad, los trabajadores de entre 25 y 44 años son los que, en proporción, se han ausentado más sin coger la baja. Concretamente, el 25% ha tenido que solicitar una baja laboral durante 2020. Sin embargo, cuando se trata de ausencias con necesidad de pedir una baja médica, el colectivo de mayor edad, de 55 a 65 años, lo hizo en un porcentaje más elevado que el resto (24%).

Las bajas médicas más cortas se producen en mayor medida entre los más jóvenes. Por ejemplo, entre los 16 y los 24 años, la mitad de las bajas no duran más de cinco días. Así, a mayor edad, más elevada es la duración de estos permisos por enfermedad: un 26% de las bajas en el tramo de edad de 45 a 54 años dura más de un mes, un porcentaje que sube al 30% en la horquilla de 55 a 65 años.

Las responsabilidades familiares a causa de las restricciones o la COVID-19, el segundo mayor motivo de absentismo laboral, por detrás de contraer el virus o la cuarentena por posible contagio
Cuando se pone el foco en la percepción que tienen las empresas sobre el absentismo laboral, solo un 16% notó que este incrementó en 2020. En el lado opuesto, hubo un 31% de empresas que notaron que, incluso, se redujo. Esta reducción del absentismo se hizo especialmente patente en los sectores cuaternario y quinario, donde hasta un 39% de las empresas percibieron una caída del absentismo con respecto a años anteriores.

Entre las empresas que sí han detectado un incremento del absentismo, hay una causa principal clara: contraer la COVID-19 o tener que realizar una cuarentena por un posible contagio. De hecho, es el motivo principal que señalan las empresas en el 68 % de los casos. Una cifra a la que se suman el segundo y tercer motivo más frecuentes, también relacionados con la pandemia de manera directa o indirecta: tener que responsabilizarse de terceras personas a causa de las restricciones o de la COVID-19 (37%) y las enfermedades psicológicas y mentales relacionadas con la situación (21%).


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales