El impacto de la Inteligencia Artificial en los Recursos Humanos en la era del Covid

Muchas personas en todo el mundo, repentinamente, se han encontrado trabajando desde casa debido a la COVID-19. Esta rápida transición ha tenido consecuencias importantes para los profesionales de los recursos humanos como la implementación de nuevos procesos, el apoyo a los trabajadores que trabajan en remoto y la planificación estratégica, lo que ha significado que muchos profesionales del sector no tengan tiempo para ofrecer proactivamente servicios personalizados para los empleados. De manera similar, en una actividad que a menudo requiere el contacto cara a cara, los profesionales de la selección de personal también han tenido que adaptarse a nuevos desafíos sin precedentes.

Lo que nos sugiere la experiencia es que para adaptar y reforzar con éxito las funciones de recursos humanos en general y la contratación, en particular, las empresas necesitan contratar a más empleados para aumentar su capacidad o apostar por la tecnología de automatización, que consigue que este apoyo humano pueda reducirse considerablemente.

¿Qué soluciones de automatización deberían implementar los equipos de RRHH?

La tendencia en los departamentos de recursos humanos es contratar cada vez más a los empleados digitales impulsados por inteligencia artificial, ya que estos pueden ejecutar tareas de forma independiente, al tiempo que son capaces de ofrecer a los empleados una experiencia personalizada y similar a la humana. Las solicitudes a RR.HH. -que tradicionalmente se archivarían dentro de una solución de gestión de recursos humanos (HRMS) y que el equipo gestionaría manualmente-, se pueden completar interactuando con un empleado digital mediante voz o texto.

La inteligencia artificial utilizada para capacitar a empleados digitales para que brinden información relevante y ejecuten tareas con una intermediación humana limitada o nula beneficia tanto al empleado (que puede esperar una respuesta casi instantánea durante las 24 horas del día), como a los responsables de recursos humanos (que ahorran una importante cantidad de tiempo). Por ejemplo: en entornos tradicionales de trabajo, un empleado con una solicitud de recursos humanos tendría que realizar el siguiente proceso: abrir una nueva pestaña del navegador, abrir la página web de HRMS, iniciar sesión y desplazarse por el sistema para encontrar la página de su solicitud particular. Si el usuario no puede encontrar la solicitud, envía un correo electrónico o llama al personal de RR.HH. Del mismo modo, el responsable de RR.HH. tendría que pasar por el mismo proceso para abrir el HRMS y procesar manualmente la solicitud. La automatización de este proceso satisface al empleado porque le ofrece una respuesta instantánea y permite a los responsables de RR.HH. concentrarse en tareas más complejas o sensibles.

Los empleados digitales también pueden ayudar a automatizar procesos que exigen mucho tiempo de recursos humanos, como la incorporación de empleados, que -en general- requiere que el personal de recursos humanos realice más de 10 solicitudes a diferentes departamentos, como comunicarse con el departamento informático para solicitar el equipo correcto o con el equipo de seguridad para organizar el acceso al edificio. En cambio, podrían pedirle al empleado digital “por favor, incorpore a María Dueñas” y el empleado digital completaría de forma independiente la multitud de solicitudes. También se pueden automatizar procesos similares entre departamentos, como bajas médicas, promociones o reubicaciones de empleados.

¿Qué tipos de soluciones de automatización pueden llevar a cabo los equipos de selección de personal?

En entornos más tradicionales, el reclutador debe iniciar sesión en un sistema e identificar manualmente las características de los candidatos ideales para el puesto. Pero con la IA conversacional, un reclutador puede usar el lenguaje natural para «decirle» al sistema qué tipo de candidato está buscando, por ejemplo, «Estoy buscando un experto en compliance con al menos cinco años de experiencia».

Los sistemas de inteligencia artificial avanzados pueden incluso generar preguntas para refinar aún más la búsqueda como otras relativas a la provincia o idiomas necesarios. Una vez que se ha creado la búsqueda, el sistema verificará de forma independiente numerosas bases de datos de candidatos y páginas webs especializadas. Como el sistema ya conoce los requisitos, sólo los cvs de los candidatos más adecuados llegarán a las manos del reclutador.

En lo que respecta a las entrevistas, el software de inteligencia artificial también puede diseñar preguntas personalizadas para las competencias profesionales y la experiencia de la persona que se va a entrevistar. Este enfoque ayuda tanto al candidato como al reclutador: el candidato tiene la oportunidad de presentar y discutir su experiencia y habilidades, lo que a su vez ayuda al reclutador a tomar mejores decisiones más informadas. También puede ayudar a reducir el sesgo inconsciente en las preguntas, ya que la IA puede ser entrenada para ignorar cierta información y alejar al reclutador de preguntas que podrían haber expuesto previamente a sesgos a los candidatos.

Muchas empresas de primer nivel, como Hilton y Unilever, ya confían en la inteligencia artificial para ayudar a los RR.HH. en el largo proceso de contratación de personal: desde las entrevistas hasta la selección de currículums.

Beneficios a largo plazo

Los recursos humanos implican muchas tareas rutinarias, lo que convierte esta área en un área de mejora de procesos a través de la automatización con inteligencia artificial. Cuando el equipo humano de esta área se libera de estas tareas (normalmente de gran volumen, pero no necesariamente de alto valor), pueden abordar necesidades individuales más complejas que surgen en toda empresa y aplicar sus habilidades humanas únicas a otros proyectos, como: creación programas de formación, fomento de relaciones con posibles candidatos, o actualización de programas de incentivos para empleados. La automatización puede ayudar a que estos equipos sean más productivos y, en última instancia, hacer que sus trabajos sean más interesantes y gratificantes.

A largo plazo, la IA automatizará por completo muchas tareas, lo que supone importante un importante paso en el camino hacia la fuerza laboral híbrida, en la que los empleados humanos y digitales trabajan juntos para ayudar a las empresas a escalar más rápidamente sus servicios con una mayor productividad y eficiencia. A medida que la COVID-19 se ha convertido en un gran acelerador de la transformación del trabajo tal y como lo conocíamos, se ha producido simultáneamente un cambio sin precedentes en la vida cotidiana de las personas; creando un mundo en el que millones de personas trabajan repentinamente desde casa, lo que requiere una nueva forma de trabajar para los profesionales de recursos humanos en la que la tecnología juega un destacado papel y en el que los empleados digitales ya han demostrado su valía.

Artículo escrito por Enrique Cuarental, Ingeniero de ventas de inteligencia cognitiva para el sur de Europa y Latinoamérica de Amelia


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales