El futuro del trabajo: un desafío tecnológico

Como resultado de la aparición de la Covid-19 en nuestro día a día, las compañías estamos viviendo la que podría ser la mayor transformación social y tecnológica de los últimos tiempos en los entornos de trabajo. La adaptación del workplace ha sido un requisito indispensable para toda organización que persiguiera continuar con su negocio bajo este nuevo panorama. Con el objetivo de salvaguardar la seguridad y la salud de cada una de las personas que ocupan los espacios, son muchas las compañías que han optado por otorgar un rol determinante a la tecnología, no sólo en lo relativo al teletrabajo, sino también en la integración de sistemas que ayuden a cumplir estos nuevos y existentes requerimientos. El otro gran protagonista en esta nueva coyuntura han sido las compañías especializadas y el papel que han desempeñado en el asesoramiento y la gestión de los espacios, gracias a los cuales se alcanzaba la efectividad exigida en la lucha por erradicar el virus en los centros de trabajo.

Como operadores de servicios de Facility Management, y como encargados de cubrir muchos de los servicios esenciales durante los momentos más críticos de la pandemia -como la limpieza, restauración, mantenimiento-, esta realidad ha permitido a ISS Facility Services obtener una versión dual de la situación de los centros de trabajo. Por un lado, como responsables de mantener la salubridad de las condiciones en los espacios en los que operamos, hemos velado por la salud de nuestros propios empleados, así como la de los usuarios de las oficinas, con un nivel de exigencia aún mayor del que veníamos empleando hasta la fecha. De los 40.000 colaboradores que conforman nuestra plantilla, sólo 1.000 han podido desarrollar su labor a distancia. Gracias a todos ellos, estamos orgullosos de decir que nuestros equipos han llevado a cabo una extraordinaria labor durante los momentos más críticos de la pandemia, dedicando un esfuerzo y sacrificio sin precedentes que continúan haciendo día tras día.

Por otro, hemos tenido la oportunidad de comprobar, de primera mano, el impacto que la pandemia ha tenido en las compañías. En nuestro paso por los diferentes espacios de trabajo en las que intervenimos, hemos podido constatar cómo el miedo al contagio ha generado inseguridades e incertidumbres tanto en nuestros clientes -los usuarios de los edificios-, como en nuestros propios colaboradores. Los espacios cerrados, con alto tránsito de personas, seguirán despertando en los usuarios un cierto respeto ante la posibilidad de contagio. El cambio en la relación personas-espacios es una realidad a la que nos enfrentamos y todo parece indicar que se mantendrá en los próximos años.

Transformación digital en las compañías
Alex Díaz, director de IT y del Service Excellence Centre de ISS Facility Services

Si bien es cierto que durante los últimos años ha venido desarrollándose un proceso de transformación digital dentro de las empresas, la Covid-19 ha acelerado aún más el ritmo y ha obligado a rezagados a igualar el paso a los líderes de su sector. Abordar la situación para garantizar la salud y la seguridad de las personas en el workplace no sólo va a requerir de medidas físicas en los centros de trabajo, sino también de soluciones tecnológicas que cada vez más empresas incorporan en el día a día de su actividad. Por ello, contar con el apoyo de compañías especializadas en este tipo de servicios se ha convertido en un factor decisivo en esta lucha contra el virus en los espacios de trabajo. Su experiencia previa en sectores con un alto nivel de exigencia y el empleo de gadgets de limpieza que permiten obtener datos más concisos de la calidad de limpieza, los convierten en actores necesarios para cumplir los objetivos propuestos por las compañías.

Las diferentes organizaciones han tenido que responder a este escenario con la inmediatez que la situación requería: desarrollando e implementando soluciones digitales; automatizando procesos y soluciones en la nube; confiando la gestión de los entornos de trabajo a compañías expertas en crear espacios seguros y salubres; así como dándole facilidades a sus colaboradores para realizar su trabajo en remoto, salvaguardando su seguridad. La digitalización se ha convertido en el gran aliado en la lucha por mantener bajo control la pandemia en los espacios de trabajo, así como en una solución para generar el valor adicional que las compañías necesitan. En este sentido, la pandemia ha supuesto un salto tecnológico sin precedentes que ha superado todas las expectativas.

Esta nueva coyuntura también ha impactado de lleno en la gestión de los equipos, llegando incluso a imponer un nuevo estilo de liderazgo en las organizaciones. El nuevo líder deberá de considerar el papel clave que desempeña la transparencia de información en la comunicación con clientes y empleados, y la relevancia de la tecnología en esta nueva etapa. Las empresas deberán trabajar en transmitir seguridad a sus empleados de modo que garantice la movilidad en los centros prácticamente en grado pre-pandemia. Los espacios deben ser seguros y deben aportar esa percepción de seguridad. Para el correcto desarrollo de sus funciones, los empleados deben palpar que sus espacios están desinfectados, que se encuentran seguros y que la renovación de aire es adecuada. Según el último estudio publicado por ISS Iberia, gran parte de las plantillas demandan que las compañías en las que trabajan lleven a cabo este tipo de servicios y sugieren a compañías especializadas para desempeñar este tipo de tareas

Transformación digital en el ámbito del workplace

Con la llegada del nuevo virus, la integración de la digitalización en los procesos de las compañías ha sido necesaria para mantener el ritmo de trabajo previo a la pandemia y garantizar la continuidad en el mercado. Hemos podido observar cómo la gran mayoría de las compañías optaron por la instauración del teletrabajo de forma permanente o en combinación con la asistencia presencial flexible en las oficinas. Mesas calientes, espacios polivalentes, reducción del flujo de personas o puertas giratorias son sólo algunos de los ejemplos que las compañías integraron en sus centros para mantener el virus bajo control.

Sin embargo, debemos ir un paso más allá. Son cada vez más las compañías que optan por integrar en su actividad soluciones IOT (Internet of things) o basadas en el big data para aportar información que no se podría adquirir de otra forma. Entre ellos, destacaríamos los sensores que permitieran medir la calidad de aire, los flujos de personas, la ocupación de mesas, contadores de aforo, aplicaciones para reserva de espacios y aparcamientos, sistemas que ya pusimos en marcha en ISS en muchas de las oficinas que operamos desde el primer brote.

Cambios en la formación y en la preparación de los equipos

Si algo caracteriza a esta nueva etapa es la adaptación que han tenido que llevar a cabo los equipos y las compañías para adecuarse a lo que esta situación demandaba. En este momento, los empleados, independientemente de las funciones que desempeñen, deberán estar capacitados para un desempeño más digital que nunca. La digitalización no se trata únicamente de un requerimiento para aquellos empleados que realicen teletrabajo, sino que cada vez son más los empleados que deberán aprender a manejar con agilidad herramientas tecnológicas en el propio emplazamiento. En nuestro caso, cerca de 39.000 empleados que integran nuestra plantilla que día tras día operan en las instalaciones de nuestros clientes, hacen ya uso de aplicaciones móviles, sensores, máquinas y dispositivos que permiten garantizar un nivel superior de limpieza y desinfección en los centros de trabajo en los que operamos.

Ahora más que nunca, capacitar a los empleados y adaptar sus habilidades a las necesidades que plantea este nuevo panorama es esencial para que las empresas continúen siendo competitivas, del mismo modo que proporcionar a los empleados el entorno que les permita desarrollar sus funciones bajo un clima de protección y seguridad. En definitiva, el futuro del trabajo será innovador, seguro y eficiente o no será.

Artículo escrito por Alex Díaz, director de IT y del Service Excellence Centre de ISS Facility Services.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales