El equilibrio neuronal de las organizaciones

Maite Sáenz8 enero 20143min

Ahora que la neurociencia acaba de respaldar las diferencias de habilidades entre hombres y mujeres con el reciente estudio realizado por la Universidad de Pennsilvania, contamos con un argumento que empíricamente apoya la adopción de políticas de gestión de la diversidad cuyo objetivo sea dibujar el mapa global del talento corporativo. No es una cuestión de reivindicación sino de estrategia.

neurona con persona en equilibrio

El citado estudio, publicado en la edición de diciembre del PNAS (Proccedings of the National Academy of the United States of America), reconoce lo que el imaginario popular tiene interiorizado desde hace muchas generaciones, esto es: que hombres y mujeres hacen, por naturaleza, un uso diferente de los dos hemisferios cerebrales porque su sistema de “cableado” (conexiones neuronales) es también distinto. En ellos, es mayor y más activo entre los dos hemisferios cerebelares y en ellas lo es entre cada hemisferio cerebral, lo cual significa que los hombres son más eficientes en coordinación espacial, ejecución de tareas y velocidad, y que las mujeres lo son en atención, memoria y e intuición. En definitiva, ellos son más rápidos concentrados en la monotarea y ellas más potentes en actividades de grupos y multitareas.

El equilibrio que la ciencia identifica es el que necesitan las organizaciones para introducir el cambio en sus procesos de toma de decisiones, de gestión de grupos de trabajo, de análisis de conflictos, de generación de ideas de negocio…

Realmente las conclusiones son interesantes porque revelan la complementariedad natural de la arquitectura del cerebro en ambos sexos y eso, llevado al campo de las competencias profesionales, supone un descubrimiento que hay que analizar porque cuestiona paradigmas profundamente arraigados en otro imaginario, el empresarial, tan arraigado a ambos lados del Atlántico como agotado en esta economía del conocimiento en la que estamos inmersos. El equilibrio que la ciencia identifica es el que necesitan las organizaciones para introducir el cambio en sus procesos de toma de decisiones, de gestión de grupos de trabajo, de análisis de conflictos, de generación de ideas de negocio… Y si la base empírica no es suficiente para convencer a los más escépticos, la experiencia reporta ROI’s de negocio difícilmente refutables y que recogemos en el informe que reproducimos en este número de FOCUS ORH.

› Lee este artículo en FOCUS ORH+


Observatorio de Recursos Humanos

ORH | Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales