El desafío del modelo de trabajo a adoptar es un reto colectivo que encontrará tantas soluciones como empresas se lo planteen

Maite Sáenz3 noviembre 20213min

«Sólo sé que no sé nada». Algo así se podría decir para definir el escenario en el que se mueven las empresas a la hora de definir sus nuevos modelos de trabajo. ¿Híbrido, presencial, remoto? Nadie tiene la respuesta y las múltiples encuestas que circulan en el ecosistema de quienes deciden en esta materia, lejos de sugerir soluciones, generan más dudas si cabe. Una de las más recientes es la que ha realizado la MIT Sloan Management Review para conocer si unas normas más laxas en torno al trabajo hibrido mejorarían la productividad y el rendimiento de los empleados. A simple vista, los resultados obtenidos arrojan argumentos más válidos para los que prefieren aprovechar las lecciones aprendidas para seguir explorando el trabajo 4.0 que para los que desean recuperar la rutina pre-Covid, pero dejan de ser tan contundentes cuando afloran los que no tienen una postura clara.

En términos porcentuales, los encuestados que se alinean con la idea de que flexibilizar las reglas tendría un impacto positivo en la productividad y el rendimiento, sobre todo por la vía del ahorro de costes (menos desplazamientos que permiten aprovechar mejor el tiempo, oficinas más optimizadas y empleados más satisfechos por poder equilibrar sus tiempos personales y profesionales) suponen el 47%; los que piensan que el trabajo en remoto no es la solución sino más bien un generador de problemas relacionados con el mantenimiento de la cultura corporativa, la colaboración y la comunicación representan el 15,6%; y los que «ni saben ni contestan» suben hasta el 37,5%.

La investigación se ha apoyado también en la aportación cualificada de expertos procedentes de diversas universidades tales como Caroline Flammer, de la de Boston; Alfonso Gambardella, de la de Bocconi; Steve Tadelis, de la de Berkeley; Daniel Levinthal, de la de Pennsylvania, y Annamaria Conti, del HEC de Lausanne. Todos ellos esgrimen razones para apoyar los pros y los contras del teletrabajo que no difieren de las ya conocidas y que invitan a pensar que el desafío es un reto colectivo que encontrará tantas soluciones como empresas se lo planteen.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales