El 64% de las empresas españolas ha mejorado o planea mejorar su programa de beneficios

El reciente estudio 2020 COVID-19 Benefits realizado por Willis Towers Watson en Western Europe con la participación de más de 300 compañías multinacionales, 91 de ellas españolas, muestra que un 64% de las empresas participantes en nuestro país ha realizado ya y/o planea realizar cambios de mejora en sus programas de beneficios para empleados como consecuencia de la crisis generada por el COVID-19.

Esto sitúa a las empresas españolas en el primer puesto del ranking en este aspecto, con el mismo porcentaje que Italia y por delante de las compañías consultadas en Portugal (57%), Dinamarca (39%), Alemania (36%), Suiza (33%), y Noruega (10%).

Más de la mitad de las empresas consultadas en España piensan que el COVID-19 pasará de tener un impacto negativo “moderado” durante este año a sufrir un impacto “muy negativo” en sus negocios en el próximo ejercicio. A dos años vista, la mayor parte de ellas no tiene certidumbre alguna de cuál será su situación. Pero la mayoría está buscando el retorno a la nueva normalidad, adoptando una vuelta gradual al trabajo y, como declara más del 41% de ellas, trabajando en mejoras de sus programas de bienestar para los empleados. Asimismo, una de cada 3 busca mejorar los beneficios y privilegios voluntarios.

Como explica Ana Matarranz, directora general de Willis Towers Watson Iberia, “Los empleados se han tenido que adaptar a nuevas formas de trabajar y se enfrentan a nuevos retos por lo que el papel del líder cobra especial importancia para acompañar a su gente en este nuevo contexto. Es fundamental también reforzar los beneficios sociales de la plantilla, con un peso importante en la salud (los servicios de telemedicina son muy valorados por los empleados) y mediante la implantación de programas de Wellbeing, así como potenciar el teletrabajo y la formación continua”.

Seguridad y gestión de estrés

El estudio realizado muestra que para el 43% de las empresas españolas, la mejora de los programas sobre la seguridad de los empleados es una clara prioridad. No muy lejos de este índice se encuentra el relativo a realizar mejoras en los servicios de salud mental y de gestión del estrés (40%) o a proporcionar más flexibilidad a los empleados sobre los beneficios (36%).

Más del 57% de las compañías asegura haber establecido ya planes de formación y coaching para directivos en las áreas de gestión y contratación a distancia de trabajadores. También se han desarrollado programas de formación para promover la importancia de la flexibilidad de cara a dar cobertura a las necesidades y desafíos de los empleados relacionados con las restricciones por el COVID-19 (54%); reconocer signos de ansiedad y/o depresión y/o aprender cómo dirigirse a los recursos en la nueva realidad (35%) o identificar a los empleados que puedan sentirse solos, desconectados o sean más vulnerables (27%).

De cara a 2021, el 59% de las empresas consultadas en España se centrará en mejorar los programas existentes con acceso virtual incorporando plataformas para la selección de beneficios y un porcentaje muy similar, del 58%, afirma estar trabajando en modelos para agregar nuevas alternativas alineadas con las necesidades futuras, muy enfocadas al wellbeing tanto emocional como, físico y financiero.

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales