El 55% de los trabajadores españoles afirma que el teletrabajo tiene un impacto positivo en su productividad

La preocupación por la mejora del bienestar y de la salud mental de los empleados ya era uno de los principales desafíos que afrontaban las empresas en los últimos años y, como consecuencia de la irrupción del COVID-19 las condiciones de trabajo se han visto alteradas profundamente, como ha ocurrido con otros muchos aspectos de la sociedad.

Para dar a conocer estos desafíos en el nuevo escenario de teletrabajo, QBE Insurance Group, una de las principales aseguradoras y reaseguradoras a nivel mundial, ha presentado el ‘Mental Health Report’, un estudio europeo donde muestra como están afrontando los trabajadores esta nueva realidad y como está afectando a su salud mental.

Según el informe elaborado por Opinium para la compañía, el 55% de los españoles afirma que el teletrabajo está teniendo un impacto positivo en su productividad. Para el 23% de los trabajadores ha afectado negativamente al servicio con los clientes mientras que para el 11% ha sido negativo para las relaciones con los jefes o directivos de las empresas. Sin embargo, el 30% de los empleados que trabajaban desde casa dijeron que afectaba negativamente su relación y colaboración con sus compañeros de trabajo.

Al ser preguntados cómo afrontan los problemas de salud mental en el trabajo, el 26% de los trabajadores reconoce que se enfrentan a estos problemas habitualmente. En el caso de los jóvenes el porcentaje aumenta respecto al resto de franjas de edad. Así ocurre en el 35% de los jóvenes de 18 a 34 años frente al 27% de los de 35 a 54 años y al 16% de los de 55 años o más.

España es el país de Europa donde los trabajadores se muestran más preocupados por la seguridad de mantener su puesto de trabajo en la actual situación. Así mientras que en España el 68% ha manifestado esta preocupación, le siguen de lejos los italianos (36%), los alemanes (31%) y, los franceses y suecos con un 30%.

Actitud de las empresas ante los problemas de salud mental

La depresión y la ansiedad cuestan a la economía mundial 1 billón de dólares en pérdida de productividad cada año, según la Organización Mundial de la Salud. Para las empresas, es un verdadero problema de retención de empleados, y para los trabajadores, una cuestión cada vez más transcendente que se ha visto incrementada con la situación de incertidumbre provocada por la pandemia.

Según el estudio de QBE Insurance, los empleados españoles tienen una buena impresión de la actitud de los directivos hacia su bienestar mental. El 46% piensa que los directivos están preocupados por el bienestar mental y brindan su apoyo. Además, la mitad (49%) de los empleados dice que confía en que la preocupación de los directivos por su bienestar mental es real, mientras que solo una quinta parte (21%) no está de acuerdo.

Sin embargo, cuando se han enfrentado a casos reales, el 38% de los empleados españoles dijeron que han recibido ayuda de su empresa para su bienestar mental. En relación con casos de sus compañeros, el 40% han sido testigos de que sus colegas reciben apoyo, mientras que el 29% no está de acuerdo.

Por último, el 39% de los empleados españoles cree que si revelan sus problemas de salud mental a su empresa ponen en riesgo su puesto de trabajo. Los españoles son los europeos más preocupados por este aspecto. En Alemania, el 31% ha manifestado este temor mientras que un 30% en el caso de los empleados italianos, un 27% en Francia y un 24% entre los suecos son contrarios a revelar a los directivos estos problemas por miedo a que afecte negativamente a su carrera.

Medidas para mejorar el bienestar de los empleados en el trabajo

En cuanto a las iniciativas para mejorar su bienestar en el trabajo, el 43% de los empleados españoles considera positivo un aumento de las vacaciones anuales o de las bajas por motivos de salud mental. A continuación, el 31% declara que les gustaría que la empresa ofreciera cursos de motivación. Las clases de yoga o gimnasia, así como los cursos para controlar la ansiedad son las mejores medidas para el 22%. Por último, el 21% le gustaría que la empresa le facilitase ayuda profesional de psicólogos.

Preferencias de los españoles ante el nuevo modelo de trabajo

De acuerdo con el estudio, el 59% de los trabajadores españoles ha trabajado desde casa durante un período de tiempo prolongado debido a la pandemia de coronavirus. 1 de cada 5 todavía trabaja desde casa a tiempo completo, mientras que el 24% divide su tiempo entre la oficina y su hogar. En estos momentos, solo un 14% ha vuelto ya al lugar de trabajo por completo.

De aquellos que pueden trabajar desde casa, el 38% dice que su escenario de trabajo ideal durante los próximos 12 meses sería un modelo flexible que combine el teletrabajo con la presencia en su centro habitual. Un 29% preferiría trabajar desde casa, mientras que el 28% le gustaría volver a la oficina.

Patricia Puerta, Directora General de QBE España señaló: “Para nosotros cuidar el bienestar de nuestros trabajadores ya era una prioridad antes de que llegase la crisis del COVID-19. Tanto la flexibilidad horaria, como el teletrabajo son iniciativas que ya se habían impulsado y puesto en práctica desde comienzo del año pasado, como parte del plan de Wellbeing que QBE tiene implantado en España.

Con la llegada de la pandemia nuestro objetivo ha sido garantizar la salud de nuestros empleados y de sus familiares. Por ello, la compañía ha optado por la modalidad de trabajo “agile working” para el 100% de su plantilla y les ha proporcionado recursos tecnológicos adicionales y mobiliario para que puedan teletrabajar en un entorno de confort asimilable al de su oficina. De forma paralela, QBE ha ofrecido a sus empleados diversos talleres encaminados a fomentar la alimentación saludable y el fortalecimiento inmunológico en tiempos de crisis así como cursos de formación en ciberseguridad y clases de yoga online entre otros”.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales