Con el objetivo de servir de ayuda a los profesionales primerizos o que ya no lo son tanto, Nexian ha recogido un Decálogo para terminar el verano con trabajo.

Decálogo para terminar este verano con trabajo

verano oki
Con el objetivo de servir de ayuda a los profesionales primerizos o que ya no lo son tanto, Nexian ha recogido un Decálogo para terminar el verano con trabajo.

El verano es, en opinión de Carmen Fernández, consultora de selección de la compañía de recursos humanos Nexian, la época perfecta para encontrar un trabajo temporal que amplíe currículum, conocimientos y experiencia.

“Aunque puede parecer que los contratos temporales están lejos de ser la situación ideal, nuestra experiencia nos permite afirmar que más del 55% de las habilidades que se van a desempeñar en el ‘trabajo ideal’ se han desarrollado en los primeros doce meses de prácticas, muchas de ellas durante periodos estivales”, afirma la consultora de Nexian.

“En estos meses, en los que gran parte de las plantillas está de vacaciones, es más fácil acceder a un puesto donde recibir una formación más detallada por parte de sus profesionales y, en muchos casos, tener la oportunidad de realizar aquellas funciones que en otros casos haría el responsable de esa tarea”, declara.

En otros muchos casos, es la temporada perfecta para revisar en profundidad nuestra estrategia y prepararnos para una búsqueda 100% eficaz a la vuelta del verano.

Con el objetivo de servir de ayuda a estos profesionales primerizos o que ya no lo son tanto, Nexian ha recogido un Decálogo para terminar el verano con trabajo:

1. Elabora un buen perfil. Diseña un currículum vistoso, que refleje las habilidades y competencias que quieras destacar, revisa tu presencia en las redes sociales y proyecta una marca personal atractiva y responsable.

2. Redacta una carta de presentación. Es el pasaporte hacia la empresa. En ella debes plasmar tus objetivos, aspiraciones, intereses, prioridades, gustos, habilidades… Este documento debe ayudar al responsable de recursos humanos a conocerte o, por lo menos, a sentir interés por entrevistarte.

3. Define qué te interesa. Elabora un directorio de empresas a las que dirigirte para centrar tu foco y no desviarse del objetivo inicial. Una vez elaborada esta base de datos, es importante dirigirse a cada una de ellas de forma diferente, mediante la anterior carta de presentación, pero nunca haciendo un “copia y pega”, porque se terminarán cometiendo errores que delaten el poco interés del trabajador.

4. Activa tus perfiles en portales de empleo. A partir del anterior directorio de empresas, es posible encontrar muchas opciones en el mismo campo de acción mediante las aplicaciones de empleo. Además, estar activo en estas refuerza el posicionamiento del interesado en los procesos de selección de las entidades que suelen tener ofertas en varios portales.

5. Investiga sobre cada empresa. A la hora de las entrevistas personales o telefónicas es conveniente introducir datos que te vinculen con la empresa, sobre tu experiencia en el sector, últimos proyectos, cargos importantes….

6. Mantén la actitud. Una búsqueda organizada y constante es la clave del éxito, pero esto suele llevar bastante tiempo entre acciones. Según Nexian el 82% de la población activa pierde interés en el quinto mes de búsqueda.

7. Complementa la formación. Numerosas universidades e institutos ofertan cursos online y gratuitos para el verano. Esta es una buena forma de perfeccionar el currículum y añadir nuevos campos de conocimiento que diferencien un perfil de otro.

8. Establece objetivos. Una vez dentro de los procesos de selección, ayuda ordenar prioridades tales como el sector en el que opera la empresa, la cercanía al domicilio del interesado con respecto al salario propuesto, horas de ocupación, posibilidades reales de permanecer o volver en un futuro, contactos que puede aportar para el desarrollo profesional…

9. Ensayar situaciones reales. Para las entrevistas personales hay numerosas ‘preguntas trampa’, prepararlas y conocerlas es la mejor manera de dejar boquiabierto a cualquier responsable, para ello ensayar con algún conocido esta circunstancia es la mejor manera de asegurarse el puesto.

10. Mantente abierto a nuevas propuestas. Por último, mantener la mente abierta a nuevas sugerencias hará que la toma de decisiones sea siempre favorable, aceptar retos nuevos también suma capacidades y forma experiencia, así que no hay que cerrar puertas.

Deja un comentario

El email no será publicado. Campos marcados con *, campos requeridos


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Empleo en RRHH

Esta web pertenece a ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión, S.L.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales