Decae el temor de las empresas a una «fuga de talentos» por primera vez en seis años

Miles de jóvenes españoles con una gran formación se ven obligados cada año a buscar trabajo en el extranjero para cumplir sus aspiraciones. Esta fuga de cerebros tiene un efecto negativo para España, que desaprovecha el potencial de sus jóvenes talentos a favor de otros países. Según la Guía Laboral Hays, sólo un 32% de las empresas teme una fuga de talento más elevada de lo habitual este 2020, un cambio de tendencia significativo respecto a los últimos años.

Este año los niveles han vuelto a los mínimos de 2015, cuando un 32% de las empresas españolas temía enfrentarse a una fuga de talento significativamente más elevada. A partir de ese momento y fruto de la recuperación económica, el temor se fue acrecentando de forma gradual: en 2016, fue de un 40%; en 2017, de un 43%; en 2018, de un 53% y el año pasado, de un 56%.

El director de Hays Barcelona, Oscar Cebollero, considera que esta pérdida de miedo por parte de las compañías se debe a que “en los últimos años, las empresas han invertido mucho más en sus plantillas”. “Se han dado cuenta de que el mercado ha cambiado y de que, si no quieren que todo el talento marche, tienen que modificar su planteamiento e invertir en profesionales de aquí”, añade.

Los datos de la Guía Hays son previos al estallido de la crisis del coronavirus. Aun así, la situación actual ha hecho más evidente que el descenso de la fuga de cerebros no es solo una percepción de los empresarios. Oscar Cebollero señala que “las restricciones de movilidad actuales, los cambios y la incertidumbre hacen que los candidatos busquen más la estabilidad o la proyección profesional dentro de su país y no se planteen grandes cambios a nivel profesional en el extranjero”.

Cabe resaltar que, en los últimos años, las empresas que han tenido más dificultades para retener y encontrar talento en España han sido las tecnológicas. De todos los perfiles, los que presentan un mayor porcentaje de rotación son los ingenieros (20%), los comerciales (18,5%) y los informáticos (17%). El director de Hays hace hincapié en que “hay países que están mucho más avanzados que nosotros en el ámbito tecnológico y esto hace que los jóvenes españoles se sientan atraídos por ellos y que las empresas españolas tengan que buscar el talento fuera porque en España no existe”.

Más allá del sector, las empresas que más temen la rotación son las grandes compañías (37%), seguidas de las pymes (30%) y las startups (26%), pero a unos niveles muy inferiores en comparación con el año pasado (grandes empresas 65%; pymes 51%; startups 40%). Cebollero  explica que esto se debe a que “quien trabaja en una multinacional tiene una visión internacional y una predisposición al cambio que no tiene el que trabaja en una empresa más pequeña”.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales