Cuatro técnicas de motivación a distancia impulsadas por la digitalización

Redacción2 febrero 20218min

Durante estos meses, la crisis del coronavirus ha acelerado el proceso de digitalización de muchas empresas antes de lo que estaba previsto. En concreto, el teletrabajo ha sido el salvavidas para que muchas de ellas continúen con su actividad, de hecho, según datos de Sodexo el 94% de las empresas ha implementado o tenía implementado el teletrabajo y el 63% cree que se crearán puestos de trabajo en remoto o habrá una conversión de puestos de trabajo tradicionales a “remotos” debido a la crisis sanitaria.

Sin embargo, trabajar a distancia durante un prolongado periodo de tiempo puede afectar a la motivación y al compromiso de los empleados. El teletrabajo ha alargado la jornada laboral, según la medición del tiempo de conexión a las VPN (la red privada virtual que conecta con la empresa), durante el confinamiento el teletrabajo extendió dos horas más el horario laboral. Además, trabajar a distancia está dificultando garantizar la desconexión de los empleados fuera de su jornada. En este sentido, un informe de Sodexo señala que, a causa de la crisis sanitaria y el teletrabajo, el 61% de las empresas está trabajando en garantizar la desconexión fuera del horario laboral y durante las vacaciones.

Ante esta situación, los departamentos de Recursos Humanos y los líderes de equipos se encuentran ante la necesidad de buscar nuevas soluciones innovadoras para mantener la motivación de los empleados ya que, un equipo motivado rinde un 44 % más y aumenta un 27 % el compromiso de los empleados . Es decir, la motivación ofrece un mayor rendimiento y garantiza que la plantilla esté alineada con los objetivos de la compañía. Por este motivo, Sodexo Beneficios e Incentivos recopila cuatro tendencias que están marcando las nuevas políticas de motivación de los empleados, con especial foco en la personalización, en la digitalización, en la experiencia de cada empleado y en su desarrollo como persona y profesional:

1. Impulsar la gamificación en RRHH. A causa de la digitalización, la gamificación se está convirtiendo en una tendencia clave dentro de las estrategias de selección y motivación de los empleados. De hecho, según Deloitte, el 25% de los procesos de las compañías incluirán gamificación en los próximos años. Esta técnica consiste en aplicar las mecánicas del juego en diversas actividades de la empresa como en los procesos de selección, en la formación y en las relaciones con compañeros. En este sentido, la gamificación se puede implementar en diferentes acciones de RRHH como, por ejemplo, para facilitar el onboarding a distancia de los nuevos empleados a través de videojuegos, para realizar cursos de formación basados en el ‘game-based learning’ o, simplemente para fomentar las relaciones de la plantilla a través de una jornada de juegos. Estas herramientas favorecen la socialización y la cohesión del grupo dentro de las empresas, así como para servir de guía a los nuevos trabajadores. Además de resaltar el lado más positivo de las tareas, la gamificación puede ayudar a despertar el espíritu competitivo para alcanzar logros y superar retos, reforzando también el sentimiento de equipo y mejorando el clima laboral.

2. Apostar por una dinámica de ’Workflow’. Debido al teletrabajo, muchas empresas han tenido que adaptar sus procesos y utilizar herramientas digitales para organizar las tareas y gestionar equipos a distancia. Los sistemas de ‘workflow’ es una forma de trabajar con archivos digitales que permite agilizar los procedimientos de aprobación entre los equipos. Este método puede ser usado por las empresas para definir procesos que se adapten y respondan a las nuevas formas de trabajo que se han instaurado por la crisis sanitaria. A través de estos sistemas, los trabajadores se enfrentan a la jornada de trabajo a distancia de una forma ordenada y sin alterar en gran medida su rutina. Esto es clave porque las generaciones más mayores se han enfrentado al teletrabajo con mayor dificultad y su motivación y compromiso se han visto afectado, de hecho, según datos de Sodexo un 31% de las empresas han identificado que a las generaciones más mayores (Xs y BabyBoomers) les ha sido más difícil adecuarse al teletrabajo. Por este motivo las empresas pueden encontrar en la dinámica ‘workflow’ como una opción para hacer más llevadero, fácil y ordenado el trabajo a distancia a todos los empleados y crear un buen ambiente laboral.

3. Fomentar el ‘Snack learning’. La formación es una gran herramienta para fomentar la motivación de los empleados. En este proceso de transformación digital, las políticas de formación de las empresas deben estar también orientadas hacia una tendencia más digital acorde a las necesidades actuales, de hecho, según un informe de Sodexo, debido al teletrabajo el 44% de las empresas ofrece soporte continuo y formación sobre el trabajo en remoto. Para hacer frente a esto, las empresas pueden implementar el ‘snack learning’ o también conocido como microlearning, que es una forma de aprendizaje basada en formatos de contenidos más pequeños y segmentados. De esta forma, la formación en las empresas no requiere presencia física y se apoyaría cada vez más en pequeñas píldoras online en forma de tutoriales que los empleados pueden visualizar cuando quieran. Además, este sistema permite a los empleados configurar ellos mismos los contenidos que quieren aprender, por lo que su implicación es mayor y el rendimiento del aprendizaje se multiplica.

4. Potenciar el talento interno con programas de ‘implacement’. Esta fórmula consiste en emplear técnicas de selección de personal de forma interna para analizar las capacidades y el talento de los empleados y su posible adecuación a otros puestos o nuevas responsabilidades dentro de la propia empresa. Según el estudio ‘What Workers Want’ de Hays, la falta de motivación laboral es la razón principal de los empleados para querer un cambio en su carrera y el 45% señala que la primera causa de descontento de los profesionales es el crecimiento profesional. En este sentido, a través de estas estrategias de implacement, los empleados sienten que la empresa se preocupa por su desarrollo profesional, y la compañía por su parte asegura que mantiene a los mejores profesionales en su plantilla y cubre sus necesidades de talento con gente de confianza.

“Es importante que las empresas y, en concreto, los departamentos de Recursos Humanos busquen nuevas técnicas de motivación de los empleados adaptadas a este nuevo escenario laboral tan marcado por la digitalización”, explica Miriam Martín, directora de Marketing de Sodexo Beneficios e Incentivos. “Métodos como la gamificación o los programas de snack learning y de formación en la empresa serán estrategias de motivación claves para el desarrollo de los empleados como fuente de satisfacción laboral y retención del talento”.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales