Cuatro maneras de mejorar la productividad de una empresa a través de las redes sociales

En los últimos años las redes sociales se han erigido como un elemento clave para la productividad laboral, fomentando la relación con los empleados y apostando por el trabajo colaborativo. Y es que, a pesar de las constantes polémicas acerca del uso de éstas en el entorno laboral, las redes sociales han traspasado las barreras del entretenimiento para convertirse en una excelente herramienta de comunicación capaz de potenciar los niveles de productividad de una marca u organización.

1. Resolución de problemas en tiempo real
Una de las habilidades fundamentales que determinan la productividad de una empresa reside en su capacidad de evolución y adaptación al entorno que les rodea. Ser flexibles y resolutivos es vital para reaccionar de forma adecuada ante cualquier cambio, ya que solo de esta manera será posible sobrevivir a un entorno altamente competitivo.
Esto hace que el feedback continuo entre empleados, empresa y clientes se convierta en un must y no en una mera recomendación. Las redes sociales juegan un papel crucial a la hora de ampliar nuestra capacidad de gestionar y resolver situaciones desde ubicaciones remotas y en horas de inactividad si es necesario.
Facilitando a nuestros empleados que puedan comunicarse entre sí fácilmente a través de las redes sociales, se puede ofrecer a la empresa una estructura de mejora 24/7.

2. Poder de networking
Una oportunidad para ampliar los tentáculos de tu red de negocio es apoyar a tus empleados a que, a través de sus redes sociales y “círculo de influencia” establezcan estratégicas relaciones profesiones con personas ajenas a la empresa. Más y mejores conexiones pueden resultar en oportunidades de ventas, oportunidades de negocios y nuevas ideas.
Es esencial tener en cuenta que, aunque las redes sociales hayan revolucionado el networking, es importante dominar los métodos tradicionales. Al final se trata de desvirtualizarse, y crear vínculos de valor.

3. Mejora el reconocimiento y retención de tus empleados
El reconocimiento potencia la productividad. Y no sólo eso, implica a los trabajadores y aumenta su sentido de pertenencia a la compañía. Por otro lado, promover y premiar determinados valores es la mejor manera de proveerlos.
Dicho esto, resulta que las redes sociales proporcionan el espacio perfecto para hablar de los logros de tus empleados.
Desde felicitar a tu equipo por su desempeño sobresaliente, destacando su talento o presentar a las nuevas contrataciones, son solo algunos de los ejemplos con los que puedes alentar a tus empleados a interaccionar y ayudar a aumentar su autoestima.

4. Tus empleados, tus prescriptores
Tus consumidores no son los únicos que están en Social Media, tus empleados también pasan horas sociabilizando en sus redes y ha llegado el momento de que le saques el máximo partido.
Gracias a herramientas como SocialReacher.com, que nacen con el objetivo de favorecer la experiencia en el trabajo y crear sinergias entre empleados y empresa, podemos convertir a nuestros empleados en influencers de la compañía.
Estos programas denominados Employee Advocacy Programs nos van a proporcionar una red de embajadores a partir del equipo humano de la compañía.
Se trataría de un sistema de recompensas a través del cual podrás motivar a tus empleados y colaboradores a difundir contenidos de marca en sus perfiles sociales. Uno de sus principales objetivos es aumentar el alcance orgánico de tus publicaciones sin tener que invertir un céntimo en publicidad.

Deja un comentario

El email no será publicado. Campos marcados con *, campos requeridos


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.


Síguenos en Redes Sociales



Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Empleo en RRHH

Esta web pertenece a ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión, S.L.