Cómo un buen plan de formación puede evitar la fuga de talento en las empresas

Redacción9 marzo 20216min

El sector empresarial cambia constante y rápidamente, la globalización y la llegada de las nuevas tecnologías a las empresas hacen que éstas sean cada vez más exigentes en las competencias de sus empleados, así como que mantener a los trabajadores en un rodaje de aprendizaje y actualización continuos sea fundamental. En este sentido, tras la declaración del Estado de Alarma a causa de la pandemia del COVID19, muchas empresas optaron por el teletrabajo a pesar de que esta medida no estuviera implementada previamente, según datos de Sodexo, el 42% de las empresas no tenían establecida esta forma de trabajar antes de la crisis sanitaria. Para hacer frente a esta nueva situación, las empresas recurrieron a la formación, según datos de un informe de Sodexo, el 44% de las compañías ofrecieron formación sobre el trabajo en remoto a toda la plantilla.

A causa de la crisis sanitaria, la formación en las empresas se vio afectada en un 80% con la cancelación de los planes formativos, según un análisis de Hexagone. Sin embargo, los servicios de formación son un gran incentivo de motivación que ofrece, además, un valor añadido a la empresa en la atracción y retención del talento. Asimismo, ofrecer una formación continuada a los trabajadores no solo ayuda a retenerlos, sino que también tiene un gran impacto en el día a día del propio negocio ya que un empleado mejor formado estará más capacitado para desarrollar su función de una forma más efectiva y productiva. Por este motivo, Sodexo Beneficios e Incentivos analiza la importancia que tienen los planes de formación en las empresas en relación a la atracción y retención del talento:

1. Formación como reclamo de talento. Los planes de formación pueden ser un factor diferencial en los procesos de selección. La oferta formativa de la empresa para mejorar profesionalmente tiene un gran peso en la decisión de los profesionales a la hora de escoger entre una empresa u otra. De hecho, según datos de Hexagone, 9 de cada 10 trabajadores consideran muy importante los planes de formación que ofrecen las empresas a la hora de optar por una en la que trabajar. En este sentido, los servicios de formación deben estar contemplados en la estrategia de employer branding ya que no solo mejora las capacidades del empleado, sino también la percepción que tiene el trabajador hacia su organización.

2. Herramienta para afrontar cambios. Ante los constantes cambios que experimenta el sector empresarial, la formación puede convertirse en la herramienta clave para que todos los empleados, independientemente de su edad y competencias, puedan adaptarse a las nuevas necesidades del mercado laboral y, por supuesto, a las de la empresa. Un ejemplo de ello puede ser cómo la crisis sanitaria actual ha impactado en las empresas, ya que muchas de ellas han tenido que implementar nuevas formas de trabajo que han trastocado los procesos tradicionales. En ese sentido, según un informe de Sodexo, un 31% de las empresas que han implementado nuevas formas de trabajo han identificado que las generaciones más mayores (Xs y Baby Boomers) les ha sido más difícil adecuarse a ellas, para hacer frente a esto, la formación ha sido una de las piezas clave ya que el 40% de las empresas ha implementado formación y certificados online para ayudar a los empleados en esta nueva forma de trabajar.

3. Desarrollo profesional. La oferta formativa de la empresa es clave para que los trabajadores adquieran nuevos conocimientos y se sientan más motivados al percibir que la organización se preocupa por su desarrollo, lo que se traduce en una mayor satisfacción y compromiso por parte de los empleados. Si un trabajador cualificado no ve la posibilidad de avanzar en su carrera profesional, probablemente su motivación decaerá y buscará nuevas oportunidades. En este sentido, según un estudio realizado por Gallup, el 71% de los trabajadores españoles cree que la formación es una necesidad para mejorar y estar al día en sus puestos de trabajo. En la actualidad el talento busca las mejores condiciones laborales que le permitan desarrollar su carrera, los empleados quieren evolucionar profesionalmente dentro de la empresa hasta donde se lo permita su potencial. Las organizaciones han de entender esto y crear programas que fomenten la capacitación y adquisición de nuevos conocimientos, y establecer una política de promoción interna personalizada para que el personal pueda ascender por sus propios méritos y logros profesionales.

“El hecho de que una empresa cuente con programas de formación continuada para los empleados supone un gran atractivo para esos trabajadores con talento que las empresas desean atraer y mantener en la compañía”, explica Miriam Martín, directora de Marketing de Sodexo Beneficios e Incentivos. “Por otro lado, estos programas de formación deben completar los conocimientos y las habilidades de los trabajadores para así convertir estos planes en una herramienta que les permita favorecer el crecimiento de los empleados dentro de la empresa”.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales