Cómo potenciar el bienestar y la salud en los entornos híbridos de trabajo

Redacción27 abril 20218min

El 28 de abril se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Una conmemoración impulsada por Naciones Unidas que tiene como objetivo sensibilizar sobre la adopción de prácticas seguras en los espacios de trabajo, así como concienciar acerca de la importancia que tienen los servicios de seguridad y salud en el trabajo.

En un año marcado por la pandemia, el teletrabajo se ha utilizado como respuesta a la crisis sanitaria y ha contribuido a reducir el riesgo de contagio ante la expansión del COVID-19, también ha sido la nueva forma de trabajo más aplicada (94%) entre las empresas, según el estudio Retos de las empresas españolas en la era COVID-19, elaborado por Sodexo. Sin embargo, en el último año, el 45% de los españoles en activo reconoce haber sufrido estrés laboral debido a la incertidumbre y a los cambios producidos en el espacio de trabajo, según un estudio de Cigna.

En este momento, cada vez más organizaciones están regresando a sus instalaciones, ya sea de manera total o parcial, lo que conlleva tener que adaptarse a nuevas situaciones laborales como son los entornos híbridos, también desde la perspectiva de la salud y el bienestar de los profesionales. Ante esta nueva realidad, Sodexo Beneficios e Incentivos proporciona una serie de consejos para que las compañías puedan potenciar la salud y el bienestar cuando se combina el trabajo desde casa y en la oficina:

  • Minimizar la hiperconectividad. El teletrabajo ha generado jornadas más largas en espacios de trabajo más aislados e individualizados, esto ha complicado la desconexión laboral, ha dificultado la conciliación y ha incrementado el estrés de las plantillas. A pesar de que solo un 12% de las empresas reconocían tener implantados planes para reducir el estrés derivado de la hiperconectividad en septiembre de 2020, un 24% afirma estar desarrollándolos.

En este sentido, terminar con la sensación de estar todo el día conectado al trabajo ha llevado a que el 61% de las empresas ya estén trabajando en programas de desconexión fuera del horario laboral y durante las vacaciones según el citado estudio de Sodexo.

  • Mantener la flexibilidad. Tener la oportunidad de controlar ciertos aspectos del día a día en base a las necesidades del propio profesional, tanto laborales como personales, aporta tranquilidad, lo que beneficia al estado emocional y, por lo tanto, a su bienestar y salud, tanto física como mental. En este sentido, el estudio de Sodexo refleja que el 80% de las empresas españolas trabaja en crear horarios más flexibles para los empleados con hijos tras el impacto de la pandemia.

A la hora de compaginar el trabajo presencial y a distancia en una situación como la actual, es fundamental garantizar condiciones adaptables. De hecho, entre las medidas de seguridad que más empresas se están planteando implementar se encuentran la combinación del trabajo en remoto (70% de las empresas) y una asistencia flexible al centro de trabajo (62%).

  • Potenciar la prevención contra el COVID-19. Apostar por entornos híbridos supone acondicionar las instalaciones de la compañía a la situación de crisis sanitaria actual para garantizar la seguridad y la prevención de contagios, como establece la guía de buenas prácticas en centros de trabajo del Ministerio de Sanidad. Pautas que también hay que dar a conocer a los empleados para asegurar su seguridad y protección.

Medidas de prevención como el reparto y la obligación de uso de mascarillas, guantes y geles, así como la flexibilización de horas y días de trabajo para quienes están ejerciendo su actividad de manera presencial son las más aplicadas por las empresas, ambas en igual proporción (79%). Marcar de manera visual el distanciamiento mínimo entre personas es la siguiente medida de seguridad que más se ha tenido en cuenta, utilizada por el 52% de las compañías.

  • Agilizar la atención médica. Ofrecer programas de salud internos minimiza los riesgos a los que se expone la plantilla en el día a día, tanto en relación a la salud física como la mental, un servicio que ya ofrece el 25% de las empresas, en base al estudio de Sodexo. Facilitar el acceso a asistencia psicológica permite identificar el estrés y realizar un seguimiento del estado de ánimo. Esta atención al bienestar tiene especial importancia en un momento como el actual, en el que la presión de los últimos meses y los efectos de la pandemia aún están vigentes, como recoge un estudio del Consejo Nacional de Psicología, en el que un 30% de los encuestados presenta problemas de ansiedad y un 40% ha tenido síntomas de depresión.

Tras la irrupción del COVID-19, contar con un seguro médico se ha convertido en una de las preferencias de los trabajadores en los planes de beneficios. El bienestar emocional (64%) y el físico (50%), así como el compromiso de los empleados con la empresa (40%) son los aspectos en los que más van a impactar las medidas de seguridad tomadas por la pandemia, según indican los responsables de RRHH.

  • Fomentar los hábitos saludables. Según el INE, un 40% de mujeres se declaran sedentarias frente a un 31,9% de hombres. Adquirir y aplicar hábitos saludables en el día a día es más sencillo si, en la política de beneficios de la empresa, se incluye una amplia oferta de servicios que garanticen que toda la plantilla puede acceder a ellos. En este sentido, el 39% de las empresas reconocen estar trabajando en programas de wellness.

Tras la irrupción del COVID-19, según el estudio de Sodexo, el 51% de las empresas expresa que ha implementado o va a implementar nuevas medidas que favorezcan la conciliación, el bienestar físico y emocional de los empleados, por lo que incluir en el plan de beneficios una oferta amplia de acuerdos como gimnasios, centros de fisioterapia o restaurantes con opciones de menús más saludables facilita el disfrute de estos servicios en pro de la salud y el bienestar de los profesionales, tanto si se trabaja a distancia como si se hace desde las propias instalaciones.

Los profesionales son el principal activo de las compañías. Potenciar y cuidar su bienestar y salud supone proteger la salud de la propia empresa. Los departamentos de Recursos Humanos deben saber adaptarse a las nuevas realidades laborales, como son los entornos híbridos, y han de anticiparse a las nuevas necesidades que se les presentan a los empleados en materia de salud y bienestar; reforzar la salud física y emocional tiene relación directa con la productividad, independientemente del lugar desde donde se realice la actividad. Miriam Martín, directora de marketing de Sodexo.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales