¿Cómo es trabajar con un jefe millennial?

csaba-balazs-603574-unsplash
2 de cada 10 empleados en España tienen un jefe más joven que ellos. Los millennials ya están llegando a los puestos directivos de las empresas por obra y gracia de la digitalización y de los nuevos perfiles de trabajo surgidos con ella. El cambio generacional en los puestos directivos está favoreciendo que las entidades más tradicionales salgan poco a poco de su área de confort, volcándose en la gestión del cambio, especialmente por su gran conocimiento de las TIC y de nuevas tendencias.

Los departamentos liderados por profesionales jóvenes tienden a poner en práctica nuevas técnicas de trabajo, son flexibles a la hora de afrontar múltiples tareas y aportan más a la empresa desde el punto de vista de la digitalización. Para los miembros de sus equipos es importante conocer sus formas de entender el management y los expertos de The Valley apuntan algunas de las claves para que las relaciones de trabajo sean, en este nuevo orden, fluidas y productivas:

– Adaptación al mundo digital: El empleado ha de formarse de manera continua en las nuevas tecnologías, experimentarlas e integrarlas en su actividad laboral. Además, los dispositivos digitales han transformado la comunicación en el seno de las compañías y se han convertido en instrumentos necesarios para relacionarse con el jefe.

La formación en herramientas digitales, la mentoría cruzada, la importancia de los resultados y las técnicas multi-tasking son algunas de las claves para afrontar estas relaciones laborales.

– La mentoría cruzada favorece el trabajo en equipo: Compartir con el jefe la experiencia propia no solo permite que el aprendizaje sea recíproco, sino que mejora las relaciones laborales y los resultados. Un millennial valora la ayuda de un colaborador aunque, eso sí, hay que ser flexibles y comprensivos porque que, aunque pidan ayuda de manera estratégica, no siempre tienen porqué seguirla al pie de la letra.

– Los resultados son la principal unidad de medición del trabajo. Los jefes más jóvenes tienden a valorar el trabajo tomando como referencia los resultados en lugar de las horas de trabajo. Esto supone, a la vez, una gran oportunidad para fijarse uno mismo los horarios y una mayor responsabilidad de cara a obtener los resultados fijados.

– Las técnicas multi-tasking se han convertido en una nueva exigencia: Ya no solo vale con dominar una actividad concreta en el trabajo. La digitalización y la llegada a los puestos directivos de sus abanderados, los millennials, conllevan la diversificación de tareas de los empleados.

Deja un comentario

El email no será publicado. Campos marcados con *, campos requeridos


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.


Síguenos en Redes Sociales



Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Empleo en RRHH

Esta web pertenece a ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión, S.L.