Cinco claves para instaurar una cultura innovadora en las organizaciones

El Club Excelencia en Gestión lleva tiempo impulsando sus llamados Management Talks, que buscan compartir e impulsar el conocimiento. Se trata de sesiones de co-creación en las que, desde un punto de vista multidisciplinar, diversas organizaciones comparten experiencias con el fin de aprender conjuntamente estrategias.

El último, celebrado de forma online, se ha dedicado al desarrollo de una cultura empresarial innovadora, con Calidad Pascual como organización anfitriona y con la participación de voces expertas de algunos de los socios del Club Excelencia en Gestión.

Gracias a la reflexión y el debate propiciado en este Management Talks virtual, el Club Excelencia en Gestión ha elaborado un listado de conclusiones y recomendaciones que a continuación propone sobre las 5 claves para instaurar una cultura innovadora en las organizaciones:

1) Función de la innovación. Debe estar asociada a la generación de nuevo valor en los productos, los procesos, la gestión, etc. Y para que funcione, debe existir: una cultura organizativa apropiada; un direccionamiento estratégico de la innovación; un modelo de gestión que integre esa innovación en el día a día; fórmulas para activarla y canalizarla a través de las personas; y herramientas de medición de resultados y rendimientos.

2) Dirección y ejecución de la cultura. La cultura de innovación debe tener en cuenta tres piezas fundamentales: benchmarking (mirar hacia fuera y compararse para mejorar), valores vinculados a la innovación y el compromiso del equipo directivo para impulsarla. Estos últimos han de estar muy implicados y ver con claridad cómo estas vías de trabajo pueden ayudar a lograr los objetivos marcados.

3) Creación de sinergias. Es importante crear contagio entre áreas y departamentos y asociar los retos de innovación a las acciones de cambio previstas en cada una de ellas. Para ello necesitamos en nuestras organizaciones personas que posean una mentalidad abierta a la transformación, que terminarán aglutinándose en una red de embajadores de la innovación desde sus respectivas áreas.

4) Lecciones de las que hay que aprender. De cada proyecto de innovación deben surgir lecciones aprendidas, especialmente en aquellos que no alcanzan los resultados esperados. Siempre permeando en todos los niveles de las organización y en un contexto de no culpabilidad.

5) Gestión de la innovación frente a la COVID-19. Más allá de la dura situación sanitaria y social que ha generado, la pandemia también ha servido para obligar a las organizaciones a reinventarse y crear nuevas propuestas. Ha potenciado una mayor orientación hacia la innovación y hacia la implantación de nuevas ideas.
Desde el punto de vista empresarial, estas semanas hemos podido ver en casi todos los sectores casos de éxito referidos a la rapidez a la hora de adaptarse a los cambios establecidos. De la misma manera, se ha experimentado un ‘boom’ del uso de herramientas colaborativas, útiles para potenciar la co-creación con los grupos de interés. Dos aspectos clave para consolidar la cultura de innovación.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales