5 rutinas para llegar a ser “competente digital”

Maite Sáenz24 septiembre 20216min

La vida sin competencias digitales se ha complicado y mucho en el escenario de la postpandemia. La aceleración de los cambios disruptivos que ya se preveían antes de que la crisis llegara ahora son una realidad que acrecienta la brecha social y laboral entre quienes se desenvuelven con soltura en el mundo de la tecnología y los que se pierden en ella. Aunque parezca difícil de creer, el 8% de los españoles jamás ha utilizado la red, según un informe del Gobierno de España que citan Teresa Romeu y Montse Guitert, profesoras de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

 

La competencia digital no supone solo conocer las herramientas, sino también saber usar la tecnología adecuada en cada situación.

 

Ambas expertas llaman la atención sobre cómo el uso de la tecnología condiciona los sistemas de relación tanto en el ámbito social, como académico y profesional, y recuerdan que ser competente digitalmente no consiste sólo en saber utilizar un teléfono móvil, un ordenador o una tableta. A su juicio, para llegar a serlo con soltura y seguridad recomiendan:

  1. Ser flexibles y curiosos. «Dado que las tecnologías evolucionan constantemente, nos situamos en un escenario de constante cambio», explica Guitert, quien descarta la adquisición de un conocimiento inamovible y permanente. «Necesitamos personas que se adapten al cambio continuamente, con capacidad y actitud para innovar de manera constante, que se cuestionen las cosas y reflexionen sobre ellas», añade Romeu, que señala que las personas con estas competencias son curiosas y «exploran» las nuevas tecnologías y las integran en su día a día.
  2. Superar las tres brechas digitales: acceso, uso y calidad de uso. Las docentes reclaman que la administración ayude a superar las brechas de acceso a la tecnología, pero también las de uso y calidad de uso. Opinan que es en el ámbito laboral donde más se detectan estas dos últimas. La persona trabajadora cuenta con los medios necesarios para su labor, pero no tiene los conocimientos adecuados. «Es fundamental abordar la formación y la actualización», explica Guitert.
  3. Aplicar y compartir. La persona competente digitalmente utiliza las TIC para «expresar su creatividad y mejorar su actuación profesional». Y no solo lo hace de manera individual, sino que también es capaz de «conectar, comunicar y colaborar» con otras personas en entornos digitales. En estos escenarios virtuales, apuntan las profesoras, tiene una «actitud digital cívica» y, conociendo los riesgos de la tecnología, puede «proteger sus datos personales y tomar medidas de seguridad apropiadas».
  4. Actualizarse en colaboración y usando canales diversos. No hace falta adquirir las competencias digitales en un escenario digital, aunque podría ser lo óptimo, apuntan las expertas. «El compartir nuestras dudas con colegas, por ejemplo, nos permite aprender entre iguales a partir del contexto en donde tienen su aplicación estas competencias digitales», ponen como ejemplo. «Podría parecer obvio que la actualización de las competencias digitales debería ser vehiculada a través de una formación en línea, pero consideramos que los canales deben ser cuanto más diversos mejor», explica Romeu. Así, enumera que las competencias digitales se adquieren por cursos en línea, en una jornada presencial, en un congreso, en una tertulia con amigos, utilizando recursos abiertos en internet, etc.: un sinfín de oportunidades de aprender y poner en común en cualquier entorno «familiar, social y laboral». «El aprendizaje no es individual, sino que se aprende entre iguales de forma colaborativa y en distintos contextos», concluye Guitert.
  5. Personalización. Las profesoras advierten de que no todas las personas requieren unas mismas competencias digitales. Lo que es «obvio», dice Guitert, es que actualmente «todos necesitamos un nivel». A partir de ese mínimo, «global», cada uno puede avanzar hacia la «especialización» en una competencia u otra. Una de las razones es la laboral, dependiendo de los ámbitos profesionales. «La actualización debe dar respuesta a las necesidades reales de cada uno», argumenta Romeu.

Romeu y Guitert serán las ponentes del simposio «Ser competente digital hoy: nuevas formas de relación y trabajo», que organiza la UOC y que se celebrará el próximo 28 de septiembre.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales