El 42% de los ejecutivos cree que la inteligencia artificial se implementará en su organización en 3-5 años aunque sólo el 31% cree estar preparado para hacerlo. Además, el 80% de los empleadores considera a los trabajadores de más de 50 años como un recurso valioso, pero sólo un 16% está creando roles para ellos y el 73% de los encuestados reconoce que sus líderes rara vez se involucran en iniciativas estratégicas conjuntas.

El 42% de los ejecutivos cree que la inteligencia artificial se implementará en su organización en 3-5 años
52913444 - businessman developing a project using virtual reality goggles. the concept of technologies of the future

Redacción24 septiembre 20185min
inteligencia-artificial-buaala
El 42% de los ejecutivos cree que la inteligencia artificial se implementará en su organización en 3-5 años aunque sólo el 31% cree estar preparado para hacerlo. Además, el 80% de los empleadores considera a los trabajadores de más de 50 años como un recurso valioso, pero sólo un 16% está creando roles para ellos y el 73% de los encuestados reconoce que sus líderes rara vez se involucran en iniciativas estratégicas conjuntas.

Estas son algunas de las conclusiones que desvela el estudio de “Tendencias Globales de Capital Humano”, elaborado por Deloitte, sobre la mayor encuesta del sector a nivel global compuesta por más de 11.000 directivos, y presentado hoy por la Asociación de Empresarios del Sur de España, CESUR, en el acto “El auge de la Empresa Social” que ha sido conducido por su Presidente, Ricardo Pumar.

Durante el encuentro también se ha reflexionado sobre los retos que la empresa ha de abordar para atraer y fidelizar a los millennials. Según Deloitte, el 75% de la plantilla de las compañías estará compuesta por millennials en 2025 y un 87% de estos millennials considera que el éxito del negocio no debe ser medido solamente por el rendimiento económico.

El acto ha concluido con la celebración de una mesa coloquio que bajo el título “La persona, centro de la empresa y su impacto social” ha contado con la participación de Eugenio Serrano Ylleras, Director Económico Financiero del Grupo Deutz Spain; Alejandro Costa Jiménez, CEO en C&G IT Solutions, y Juan de Dios López Uceda, Director de Asuntos Corporativos de Corporación Jiménez Maña.

El último estudio de “Tendencias Globales de Capital Humano”, expuesto por Ricardo Díaz Sánchez, Socio de Human Capital en Deloitte e Ignacio Castillo Díaz, Senior Manager de Human Capital Deloitte, señala el año 2018 como el año del despertar de la empresa social.

De acuerdo a los datos que arroja el informe, las organizaciones ya combinan el crecimiento de los ingresos y la rentabilidad con la necesidad de respetar y apoyar su entorno y la red de partes interesadas. Escuchan, invierten y gestionan el cambio que da forma al mundo, asumiendo la responsabilidad de ser un ejemplo y un buen ciudadano, como propia.

Deben, además, hacer frente a nuevos desafíos reflejados en el informe, como la protección de datos de los empleados, la mejora de su plan de carrera y bienestar, o paliar la falta de liderazgo en la sociedad.

Si bien el 90% de las empresas admitía el año pasado estar reestructurando sus organizaciones para lograr una mayor interconectividad y coordinación de sus equipos, hoy un 73% reconoce que sus líderes rara vez se involucran en iniciativas estratégicas conjuntas dentro de su misma empresa.

El despertar de la empresa social

‘Ciudadanía corporativa’. Así se conoce la responsabilidad social de las empresas con el entorno que las rodea, que este año se consolida como elemento de peso en la actividad económica de las organizaciones. A medida que la inteligencia artificial y otras tecnologías de vanguardia se van instaurando los entornos laboral y social, las compañías advierten la necesidad de compaginar sus propios recursos con la colaboración social y medioambiental. Así, un aplastante 77% ve la ciudadanía como importante en el desarrollo de sus organizaciones, pero sólo un 18% admite encontrarla como un eje prioritario en sus estrategias corporativas.

Como apunta Ignacio Castillo, senior manager de Human Capital de Deloitte, “estamos empezando a ver en las empresas una tremenda presión proveniente del entorno externo, mucho mayor de lo que hemos visto hasta ahora. Las empresas y sus líderes tienen que desempeñar un papel con un firme propósito social”.

Además, “las tecnologías cognitivas servirán para crear empleos de carácter social y de valor indiscutible. La clave es que las compañías reconsideren su estrategia para generar una convivencia exitosa entre robots y empleados”, aclara Ignacio.

Y no sólo están cambiando las cosas de puertas para afuera. Los empleados ven como, cada vez más, las empresas se preocupan por ellos, en cualquier sector o industria. En este sentido, el 66% de las organizaciones saca pecho, afirmando que los programas de bienestar son fundamentales para su marca y cultura. Aun así, existe una brecha entre las iniciativas de este tipo ofertadas y las expectativas de los empleados.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales