Sin desierto no hay revelaciones

Cristina Fragua20 julio 20164min

Cuando los psicólogos estudian las vidas de las personas más creativas, detectan personas que desarrollan ideas, pero que también tienen una profunda introversión. Y esto es así porque la soledad a menudo es un ingrediente crucial de la creatividad.

desierto
Existe vida más allá de los equipos de trabajo, existen los introvertidos.

Rescatamos la charla TED de Susan Cain, Quiet revolutionary, en la que empodera a las personas introvertidas. Cain defiende a los introvertidos y apela a la necesidad de limitar, en cierto modo, los grupos de trabajo tan abundantes hoy día. A pesar de lo que a priori creemos, existe vida más allá de los equipos de personas.

No quiere decir que se deba detener toda colaboración existente. Es un mundo globalizado, unido, intercomunicado… sería una locura ponerle obstáculos a la colaboración entre personas. Pero sí es cierto que la soledad importa y que “algunas personas es el aire que respiran”.

“En la mayoría de las religiones del mundo, existen ‘buscadores’ (Moisés, Jesús, Buda, Mahoma) que se van solo al desierto donde tienen profundas epifanías y revelaciones que brindan al resto de la comunidad. Así que sin desierto no hay revelaciones”, explica durante el vídeo.

Está demostrado que cuando nos encontramos con un grupo de personas, tendemos a imitar o pensar igual que la persona más carismática o con más liderazgo. De este modo nos arriesgamos a que o bien pueda ser la persona con las mejores ideas, o tan solo sea un buen comunicador… ¿Qué pasa si se trata de la segunda opción? Cada uno de nosotros somos capaces de generar ideas propias libres de la distorsión de la dinámica de grupo y, una vez generada esas ideas, sí reunirse con el resto y discutirlo en un ambiente definido y controlado.

«¿Por qué hacemos sentir mal a los introvertidos por querer ir por libre en algún momento?» No se trata de abolir el trabajo en equipo, en el mundo de hoy día con las dificultades financieras y económicas mundiales vamos a necesitar una ingente cantidad de personas trabajando juntas para resolver los retos venideros. Lo que la ponente reclama es una mayor independencia de las personas introvertidas, puesto que en su interior pueden que tengan una solución única y definitiva para estos problemas.

Tres son los consejos de la ponente: no nos perdamos entre las dinámicas de equipos, desconectemos y centrémonos más a menudo en lo que nuestra cabeza necesita, y para los introvertidos mostrarse tal y como son aunque sea ocasionalmente.


Observatorio de Recursos Humanos

ORH | Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales