El 40% de contratos indefinidos proviene de un contrato temporal

Redacción22 enero 20185min
Randstad ha realizado un informe en el que analiza la evolución de los contratos convertidos en indefinidos durante la última década. Para ello, ha tenido en cuenta los datos relativos a los años comprendidos entre 2007 y 2017 publicados por el Servicio Empleo Público Estatal (SEPE).
El análisis revela que en el último año la conversión de contratos temporales en indefinidos ha aumentado un 17,9%, hasta alcanzar las 686.445 conversiones, lo que supone la cifra más eleva de los últimos ocho años, cerca ya de los niveles previos a la crisis económica. Cuando se analiza la serie histórica, se observa que desde el año 2007, momento en el que se superaron las 900.00 conversiones, el número de este tipo de contratos descendió durante cinco periodos consecutivos hasta registrar la cifra más baja en 2012 (395.882). Desde entonces, las conversiones han aumentado durante cinco años seguidos, registrando el segundo mayor incremento en 2017 (17,9%), sólo superado por el registrado hace un año (21,6%). Estos 686.445 contratos temporales convertidos en indefinidos representan el 40,1% del total de contratos indefinidos del año, es decir, casi de la mitad de los contratos indefinidos de 2017 proceden de contratos temporales.
“El aumento de contratos temporales convertidos en indefinidos y el acercamiento a las tasas de conversión previas a la crisis confirman la tendencia positiva del mercado laboral y la recuperación económica. De igual modo, se muestra que la contratación temporal funciona como puente a un puesto de trabajo estable. De hecho, para aquellos perfiles con menor cualificación, la contratación temporal les ayuda a aumentar su empleabilidad a través de la experiencia”, señala Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad.

El análisis llevado a cabo por Randstad revela que 2017 ha finalizado el ratio más elevado entre contratos convertidos en indefinidos y el total de indefinidos desde 2011. Es decir, tras registrar datos entre el 39 y el 44% entre los años 2007 y 2011, dicho índice se redujo progresivamente hasta alcanzar su mínimo en 2013, cuando apenas el 28% del total de contratos indefinidos provenía de una conversión. Tras tres años de tasas entre el 35 y el 39%, entre 2015 y 2016, 2017 ha vuelto a superar la barrera del 40%.

Randstad también tiene en cuenta la comunidad autónoma del profesional para analizar la evolución de la conversión de contratos. Todas las regiones han aumentado el número de contratos convertidos en indefinidos respecto al año anterior. Baleares es la comunidad autónoma que más ha crecido, con un incremento del 28,1%. Le siguen La Rioja y Extremadura, con incrementos del 26,5% y 26,4%, respectivamente. También con crecimientos por encima de la media nacional (17,9%) se sitúan Andalucía (24,6%), Comunitat Valenciana (23,4%), Castilla y León (21%), Euskadi (19,2%) y Navarra (18,9%).
Por debajo de la media nacional y registrando los menores incrementos, se encuentran Canarias (17,4%), Galicia (17,2%), Cantabria (16,1%), Castilla-La Mancha y Madrid (15,7%). Murcia (14,1%), Aragón (13,8%), Catalunya (12,3%) y Asturias (9,2%) son las que menos crecen.

Cuando se analizan los datos en función de la edad del trabajador, el análisis de Randstad pone de manifiesto que los contratos convertidos en indefinidos han aumentado en todos los grupos de edad, siendo entre los mayores de 45 años donde más crecen. Con un aumento del 23,8% respecto a 2016, las conversiones de contratos en este colectivo alcanza la cifra de 141.786.

Los ocupados más jóvenes, menores de 25 años, conforman el segundo grupo donde más crecen las conversiones. En concreto, en ocupados de este grupo de edad aumenta este tipo de contratos un 22%, superando la barrera de los 90.000 por primera vez en ocho años y alcanzando los 92.604. Por su parte, los empleados con edades comprendidas entre los 25 y los 45 años son los que registran una menor tasa de crecimiento (15,4%), pero se sitúan como el primer grupo de edad en conseguir este tipo de contratos en términos absolutos. Durante el año pasado, 452.055 contratos temporales de trabajadores de entre 25 y 45 años pasaron a ser indefinidos.

Randstad también tiene en cuenta la formación académica del trabajador como otra de las variables para su análisis. En este sentido, detecta que casi uno de cada cinco contratos convertidos en indefinidos ha sido realizado a trabajadores con formación superior; es decir, el 18,7% de las conversiones se hicieron a este perfil de profesionales. En concreto, se han producido un total de 128.076 conversiones, lo que supone un crecimiento del 16,1% en el último año, y acumula un 83,1% desde 2012, encadenando así cinco años consecutivos de aumento.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales