Optimismo vs. pesimismo laboral

Maite Sáenz28 julio 20214min

Las consecuencias de la pandemia aún son evidentes. Afortunadamente la población y las empresas empiezan a ver algo de luz al final del túnel, pero depende de cada uno de nosotros cómo vemos ahora el vaso laboral: medio lleno o medio vacío. ¿Hay motivos para ser optimista o pesimista? ¿Son mejores las nuevas condiciones laborables que las de antes de la crisis sanitaria? ¿El teletrabajo nos está permitiendo conciliar mejor? Sea como sea, a todos nos ha cambiado la vida o la perspectiva que teníamos de ella.

“People at Work 2021: A Global Workforce View”, informe elaborado por ADP® Research Institute y que analiza las percepciones de los empleados sobre el mundo laboral actual,  indica que el optimismo de los trabajadores en todo el mundo se ha visto afectado; el 86% se siente optimista para un futuro inmediato lo que supone un descenso de 6 puntos con respecto a antes de la pandemia.

 

¿Lleno o vacío?
Georgina Soca, de ADP Iberia.
Georgina Soca, de ADP Iberia.

En la vida todos percibimos la realidad de una manera personal y subjetiva. No sólo influye nuestra forma de ser, sino también nuestro estado de ánimo familiar, laboral, etc. Según el informe, los encuestados afirman que la crisis sanitaria va a representar un impacto más positivo que negativo en cuestiones referentes a la obtención de mayor flexibilidad laboral y al desarrollo de sus capacidades. De hecho, más de la mitad de los trabajadores cree que se beneficiará de ambas cosas en los próximos tres años. Por otro lado, en relación a poder perder el trabajo actual, más de la mitad de los encuestados afirman estar muy seguros de poder encontrar otro trabajo que ofrezca el mismo o mejor salario (52%), mayor flexibilidad (53%) u obtener una mayor satisfacción laboral (56%).

Eso es ver el vaso medio lleno.

 

Sin embargo, el informe también indica que el malestar de los empleados en torno a la seguridad financiera y laboral ha dominado sus pensamientos desde que se inició la pandemia. Por ejemplo, el 85% de los trabajadores afirma haber tenido preocupaciones sobre su seguridad financiera o laboral; más de una cuarta parte de los encuestados (28%) ha perdido un puesto de trabajo o ha sido despedido temporal o definitivamente por su empresa; y casi uno de cada cuatro tuvo que bajar su sueldo (23%).

Eso es ver el vaso medio vacío.

 

Mejor pensar en positivo

A pesar de todo lo que hemos tenido que vivir, sin estar preparados y sin previo aviso, los trabajadores quieren ser optimistas y tener confianza sobre su futuro laboral. Especialmente en lo que se refiere a la aceleración del cambio hacia modelos de trabajo flexibles o a la posibilidad de que los trabajadores desarrollen nuevas habilidades que los sitúen en una buena posición a medida que situación económica mejore.

Ahora el reto es que las empresas y responsables de RR.HH. consigan encontrar la fórmula para que pese más la parte optimista que la pesimista, y de esa manera lograr que sus empleados sigan siendo optimistas, estén motivados y comprometidos. Y entre todos llenar el vaso.

Georgina Soca, responsable de Recursos Humanos de ADP para el sur de Europa.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales