Mayor confianza y descentralización de tareas; cómo impulsar la productividad en entornos de trabajo híbridos

Redacción29 marzo 20215min

La nueva realidad laboral está modificando las relaciones entre empleados, entre equipos y entre trabajadores y empresas, transformando, consecuentemente, la forma en la que la confianza se establece entre ellos. Un clima interno transparente fomenta las relaciones de trabajo positivas, la motivación de los empleados y su compromiso con la organización, consiguiendo aumentar los niveles internos de productividad. Por ello, es fundamental que las empresas reflexionen sobre cómo se forjan estos aspectos en las nuevas dinámicas laborales y apuesten por conseguirlo.

Aiyana Moorhead, Country Manager de Pleo para España.

Un informe, elaborado por Capgemini Research Institute, resalta que más del 60% de las empresas han logrado incrementar sus niveles de productividad gracias al teletrabajo, y que el 70% espera mantener esta tendencia. Sin embargo, el estudio también muestra la otra cara de la moneda: aumento del estrés interno y dificultad para desconectar.

Para poder mantener los beneficios y contrarrestar los efectos negativos, es necesario encontrar un modelo de gestión más transparente que fomente un clima de confianza generalizado, en el que los empleados se sientan parte de las empresas y con capacidad para expresar sus inquietudes. Una de las claves es la reinvención de las estructuras de organización y la apuesta por tecnologías capaces de facilitar los procesos internos.

Descentralización de la toma de decisiones

El viraje hacia un modelo impuesto de teletrabajo debe ir acompañado de un cambio de la estructura empresarial que empodere a los empleados y les dote de una mayor autonomía. Tradicionalmente, en la mayor parte de las empresas ha reinado un modelo estructural jerárquico, donde el peso de las decisiones tiende a caer siempre en el mismo punto de la organización.

Sin embargo, con cada trabajador desempeñando su labor desde su propio hogar, las rutinas y procesos se han ido descentralizando, obligando a las empresas a apostar por un reparto del poder de decisión que les permita ser más operativas en el nuevo entorno.

El dotar de mayor autonomía a los distintos núcleos de trabajo produce algo de vértigo a muchas compañías, al asociar este hecho con la pérdida de información y control. Sin embargo, si este cambio se produce de una manera organizada y apoyándose en soluciones tecnológicas culminará, precisamente, en un aumento de la transparencia y del control sobre las operaciones y resultados.

Digitalización de procesos, una apuesta segura por la productividad

Estos meses han demostrado que la tecnología es clave a la hora de adaptar una empresa a los nuevos cambios. Gracias a la utilización de herramientas tecnológicas para videollamadas, las empresas han sido capaces de encontrar la forma de estar cerca de sus empleados, de continuar forjando esa relación de confianza básica para el buen desempeño de la actividad laboral.

En los actuales modelos híbridos, el uso de soluciones tecnológicas cumple con el doble objetivo de facilitar la realización de tareas a los empleados, a la vez que aporta una visión más completa sobre los procesos a las compañías.

La incorporación de las TIC permite desarrollar las distintas tareas de una forma más ordenada, transparente y, por lo tanto, controlada, beneficiando a todas las partes.

Igualmente, se automatizan tareas rutinarias, se reduce el margen de error y se facilita el día a día de los trabajadores, repercutiendo directamente en los niveles de productividad.

Un ejemplo práctico de ello, lo podemos encontrar en lo referido a la gestión de gastos de empleados, un área en el que cada vez más se está apostando por soluciones de pago y reporte digitalizados, que simplifican la contabilidad y ofrecen un mayor control sobre todos los movimientos. Esta automatización, además, permite tener acceso en tiempo real a todos los datos, favoreciendo la toma de decisiones, y ahorrando tiempo y recursos.

Estamos viviendo un momento único de transformación empresarial y social, que supone una gran oportunidad para innovar y apostar por nuevos modelos de trabajo más dinámicos y flexibles que mejoren los procesos empresariales y contribuyan al bienestar de los empleados y las organizaciones. Y para ello, un buen uso de la tecnología puede ser clave para seguir desarrollando un futuro del empleo más beneficioso, sostenible y productivo.

Artículo escrito por Aiyana Moorhead, Country Manager de Pleo para España.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales