Liderar es transformar prosa en poesía: aprendiendo de Martin Luther King

Redacción9 febrero 20225min

por David Reyero, HR Business Partner de Sanofi Iberia.

Martin Luther King es evidentemente un gran líder del Siglo XX, a la altura de Mandela o Gandhi. Además de su carisma y contribución a un mundo mejor es reconocido por el impacto de su comunicación y compromiso vital por cumplir con su propósito. Hoy pongo el acento en su capacidad de improvisación, de escuchar a los demás de integrar lo emocional y espiritual a unas ideas ya previamente cargadas de credibilidad racional.

El famoso “Yo tengo un sueño” (“I have a dream”) no estaba en el discurso escrito la noche anterior, como nos recuerda Clarence B Jones, su abogado y persona de máxima confianza.

Por ello, los estudiosos de su famoso discurso de Agosto de 1963 consideran clave que Luther King respondiera a la exhortación de Mahalia Jackson para que explicara su “Sueño”, su visión de la convivencia multirracial en USA y que ya había compartido dos meses antes en un evento en Detroit.

«¡Háblales del Sueño, Martin, háblales del Sueño!» le gritó durante su intervención. Y el reverendo King aceptó el reto con empatía y determinación.

Cambio su estilo, pasó “de la prosa a la poesía”: de un texto reflexionado y bien trabajado a un discurso más emocional, conmovedor, improvisado y vinculado a un legado positivo y de justicia.

Este cambio imprevisto fue fundamental para transformar un discurso que previsiblemente iba a ser muy bueno en una de las prédicas más maravillosas, influyentes y recordadas de la historia.

Aprendizajes para el liderazgo empresarial actual

 

Liderar hoy en el mundo empresarial es también pasar de la prosa a la poesía. Es llevar la influencia eminentemente racional al siguiente nivel. Es evolucionar de lo analítico y eminentemente racional a una visión más integral, que añade elementos emocionales y de propósito personal y colectivo.

La “poesía” de Luther King era realista (no oculta los problemas diarios), transformadora (quiere mejorar la realidad), empática (conecta con las necesidades e ilusiones de las personas) y optimista (tiene fe inquebrantable en un mejor futuro al activar la energía colectiva). Elementos que siguen estando hoy totalmente vigentes en los mejores líderes.

Él consiguió que un inmenso grupo de personas le otorgara autoridad por haber demostrado capacidad, sabiduría y competencia. Al igual que hace 60 años la “auctoritas” sigue siendo una de las palancas para lograr transformar una visión en realidad, a pesar de las múltiples y poderosas barreras que puedan interponerse en el camino.

Una credibilidad que debe ir acompañada de ilusiones y sin sueños porque sin ellos será difícil poder enfocar tus esfuerzos y energías con potencia, tenacidad y verdadero impacto. Un liderazgo que combina las luces cortas (pequeñas victorias, objetivos a corto plazo) y luces largas (objetivos estratégicos, visión transformadora a largo plazo).

Si en los años 60 se lograron grandes avances en la convivencia entre razas, en los 80 el tesón de muchos derribó el muro de Berlín. Dos ejemplos de liderazgo colectivo, no exento de esfuerzo, crisis y muertes.

Personas que dieron ejemplo y pasaron del cómodo “yo” al más arriesgado e inspirador “nosotros” y ejemplificaron la visión del liderazgo que Einstein definía con su habitual brillantez: “El destino más elevado del ser humano es servir más que gobernar.”

“Ahora es el momento” nos diría Luther King para que no dudemos en pasar a la acción y tomar las riendas de nuestro futuro individual y colectivo.

Hoy sigue siendo necesario soñar en cosas que parecen imposibles para que un día se conviertan en realidad y sigamos progresando en todos los órdenes de la vida.

David Reyero, 

HR Business Partner de Sanofi Iberia.


Observatorio de Recursos Humanos

ORH | Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales