La Rh-evolución en la gestión de personas: bienestar, impacto positivo y flexibilidad laboral

Maite Sáenz11 diciembre 20237min

Por Manuel Romera, director de Capital Humano de Berger-Levrault en España.- En el momento actual, en el que la tecnología y las políticas de personal de la mayoría de las compañías permiten la plena movilidad y el teletrabajo, es más necesario que nunca reinventarse para afrontar los nuevos desafíos y aprovechar las oportunidades emergentes. En este nuevo paisaje laboral hay que buscar los elementos claves para gestar una transformación que no solo optimice la gestión del talento, sino que también nos permita colocar a nuestro Capital Humano en el epicentro del cambio.

 

La selección de personal, palanca fundamental para la salud de cualquier empresa -sin importar su tamaño o sector-, ha experimentado una metamorfosis en los últimos años. Los métodos tradicionales se fusionan con innovaciones digitales e intensifican el uso de nuevas prácticas en los procesos de selección. Pero la revolución no solo es tecnológica: es también humana. La salud mental, el bienestar, unos valores que te representen y la desconexión digital fuera de la jornada laboral se proyectan como pilares para una cultura de alto rendimiento.

Quienes trabajamos en el sector tecnológico lo estamos viviendo, tal vez, con más intensidad, pues son los puestos técnicos los que mayor impacto están teniendo. El sector de la informática aporta el 42,3% de los puestos demandados en España, según un informe de Adecco, pero la rotación media de los puestos tecnológicos y digitales en España en 2023 está en torno al 17%. Hoy en día, los perfiles STEM vinculados con el desarrollo de software están altamente demandados y la falta de candidatos y, sobre todo, candidatas, es más que palpable. Esto se acrecienta si pensamos en la brecha de género en este ámbito, donde solo un 12% de las personas que eligen estudiar esta rama son mujeres y solo una de cada tres tiene un puesto de trabajo en este ámbito. Nos encontramos en un punto de inflexión en el que enamorar al talento tiene un espacio preferencial en nuestras agendas.

En este nuevo entorno, el trabajo híbrido emerge como un catalizador de cambio, trascendiendo la mera ubicación física para redefinir la gestión del tiempo de manera eficiente. El trabajo híbrido ha sido más que una respuesta a la pandemia del Covid de 2020: es un modelo de trabajo que alinea los objetivos empresariales con las necesidades individuales, mejorando la experiencia y calidad de vida de las personas trabajadoras y reduciendo el impacto ambiental. La elección de los proyectos en los que trabajar, la formación y las certificaciones técnicas también son clave para los perfiles IT, por lo que ofrecer un proyecto atractivo que permita el desarrollo de acciones que impacten y aporten valor a los clientes es fundamental. Hoy, más que nunca, la felicidad y el bienestar de nuestras personas (por supuesto contando con una comodidad salarial) impacta directamente en su productividad laboral y en la satisfacción del cliente (cliente interno y, en consecuencia, el cliente externo).

La flexibilidad, unida al compromiso genuino con el bienestar integral de las personas, se erige como estrategia esencial. Medidas que amplían los permisos maternales y paternales, posibilidad movilidad interna y promocionar, horarios que facilitan la conciliación, y otros beneficios que mejoren la calidad de vida como soporte a la salud mental, muestran un cambio de paradigma, donde los beneficios sociales van más allá de lo convencional, creando entornos laborales que valoran y respaldan a tu equipo humano.

 

En un contexto donde la igualdad de oportunidades impulsa la innovación y competitividad, la inclusión se convierte en un imperativo. La igualdad de género y la conciliación reflejan el compromiso de las empresas con la creación de un entorno de trabajo más diverso, justo e integrador.

 

Qué haces y cómo lo haces es muy importante para tu equipo, no importa si se trata de un acontecimiento positivo (como podría ser un cumpleaños, una paternidad-maternidad o la incorporación de una persona a tu compañía) o un hito desagradable (como podría ser una baja en los equipos, una enfermedad o la defunción de un familiar cercano): hazlo BIEN, trátalo de forma cercana, personal y justa. No sentirse “un número”, sin importar el tamaño de tu organización, es un intangible que no debes olvidar.

Así, en esta nueva realidad empresarial, los beneficios sociales no son solo herramientas para atraer y retener talento, sino expresiones tangibles de ética empresarial y responsabilidad. El objetivo es crear valor compartido, que no solo consiste en empatizar con el entorno, sino también en garantizar la sostenibilidad económica del negocio y realizar una transformación sostenible hacia la creación de empleo a largo plazo que nos lleven a un impacto positivo.

En definitiva, es necesario reinventarse y adaptarse a las nuevas demandas del mercado y las necesidades de las personas que forman tu organización, ya que son el valor principal con el que contamos. La transformación en la gestión de personas no es solo una revolución tecnológica; es un cambio en la percepción y gestión del talento, donde la tecnología se fusiona con la humanidad para forjar el futuro del trabajo.

Llega la hora de la Rh-evolución, ¿estás preparado/a?

 

Photo by Rommel Davila on Unsplash.


Observatorio de Recursos Humanos

ORH | Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales