El 40% de las directivas españolas cree que los prejuicios de género siguen siendo un obstáculo para la mujer

Cristina Fragua6 marzo 201513min

MujeresDirectivas

Conciliación entre vida familiar y profesional, nuevas oportunidades, las cuotas en las empresas, el techo de cristal… El afán de la sociedad actual por la diversidad y la igualdad en los puestos de trabajo, especialmente en posiciones directivas, parece no dar los resultados esperados. El estudio Women in Business muestra que tan solo una de cada cuatro mujeres ocupa cargos directivos en las empresas españolas. Además, los datos reflejan que el 40% de las directivas españolas considera que los prejuicios de género siguen siendo un obstáculo para la promoción profesional de la mujer.

Este aspecto se demuestra pues un tercio de las empresas españolas no cuentan con ninguna mujer en su dirección, sin embargo, el 44% de los líderes empresariales masculinos niega la existencia de esos obstáculos para que las mujeres asciendan a los cargos directivos.

“Todo esto nos lleva a la pregunta de si tenemos las mujeres las mismas oportunidades profesionales que los hombres o es que sigue habiendo barreras culturales, sociales y económicas que no deberían existir en pleno siglo XXI”, explica Aurora Sanz, socia de derecho laboral en Grant Thornton.

Según el informe Women in Business, elaborado por Grant Thornton basado en más de 5.400 entrevistas, sólo un 26% de los puestos de dirección en las empresas españolas medianas y grandes están ocupados por mujeres.

“El porcentaje de mujeres en la dirección en España no refleja ni su presencia en las empresas, somos el 46% de los ocupados, ni su nivel de formación, puesto que suponemos el 52% de la población activa con estudios universitarios”, denuncia Sanz.

En España, el porcentaje de mujeres directivas en España iguala la media de la UE, también situada en el 26% y superando la media global de 22%. Si comparamos con el resto de economías europeas, Italia comparte con España el segundo puesto por detrás de Francia (33%), y por delante de Alemania donde las mujeres ocupan un 14% de los puestos directivos.

En España hemos invertido mucho como sociedad y como economía en la formación y el desarrollo profesional de las mujeres. De cómo aprovechemos esa inversión en el talento de la mitad de nuestra población dependerá en buena parte nuestro crecimiento sostenido a largo plazo. La diversidad y el equilibrio entre géneros son aspectos claves para el éxito empresarial”, asegura Sanz.

Un 31% de las empresas españolas no cuenta con ninguna mujer en su dirección, un dato mejor que la media de la UE (36%), de Italia (40%) y, especialmente, de Alemania, con un 59% de empresas sin presencia directiva femenina.

SITUACIÓN EN EUROPA

En el resto de Europa dominan los países del este encabezados por Rusia que lidera el ranking mundial con un 40% de sus cargos directivos ocupados por mujeres. Le siguen Georgia (38%), Polonia (37%) y las tres repúblicas bálticas: Letonia (36%), Estonia (35%) y Lituania (33%).

“El mínimo común denominador de estos países es su pasado en el bloque soviético. El énfasis en la igualdad facilitó el desarrollo laboral de muchas mujeres y la presencia femenina en carreras de corte técnico o científico. Estos aspectos han pervivido en la cultura empresarial lo que, junto a otros factores como los demográficos (en Rusia la proporción es de 120 mujeres por cada 100 hombres), explican el liderazgo del este de Europa en este aspecto”, expone Aurora Sanz.

Por el contrario, los países del este de Europa encabezan el ranking de mujeres en cargos directivos. Japón, Alemania e India ocupan los últimos puestos.

¿CUÁLES SON LOS PRINCIPALES OBSTÁCULOS?

Al preguntar por los posibles factores que dificultan el ascenso de la mujer a la dirección, un 42% de las directivas españolas señaló el cuidado de los hijos, y un 40% los prejuicios de género.

Por el contrario, un 12% de los hombres considera dichos prejuicios como un obstáculo para la carrera profesional de las mujeres y aunque también señalan la maternidad como una barrera el porcentaje baja hasta el 32%.

“Resulta preocupante que un alto porcentaje de mujeres que han alcanzado la dirección sigan señalando la barrera de los prejuicios. No se trata solamente de que no se promueva a mujeres por prejuicios de género, sino de que éstos siguen manifestándose en las relaciones laborales y terminan minando la moral de muchas mujeres en el desarrollo de su carrera”, opina Aurora Sanz.

“La maternidad, por otro lado, es un aspecto clave puesto que suele producirse en un momento crucial para el desarrollo profesional, la treintena, y exige un importante esfuerzo físico y emocional para evitar que las circunstancias personales incidan en la trayectoria profesional”, dice Sanz.

En el estudio, otros de los obstáculos indicados por las directivas son el resto de obligaciones familiares (24%) y la falta de estructuras de apoyo para la mujer (facilidades para el cuidado de los hijos, flexibilidad horaria, etc.) indicada también por el 24%.

En cambio, entre los hombres directivos, la segunda barrera más mencionada es la ausencia de candidatas que opten a la promoción, señalada por un 24%. Curiosamente un porcentaje similar en ambos sexos (alrededor del 20%) considera la ausencia de candidatas cualificadas como una de las dificultades para el acceso de la mujer a la dirección.

Sorprende también la relativamente escasa diferencia entre los hombres que no consideran que haya ningún obstáculo, el 44%, y las mujeres, el 36%.

MENOS MOVILIDAD LABORAL Y DE NETWORKING ENTRE LAS DIRECTIVAS

“Los datos parecen indican menor movilidad laboral entre las mujeres. Y esto, por razones como el conocimiento de la competencia o la experiencia obtenida en otros sectores, es un plus para los hombres ejecutivos. La menor movilidad laboral puede suponer un hándicap adicional para las mujeres”, señala Sanz.

Mientras que un 39% de los hombres encuestados entró en su empresa actual ya como directivo, el porcentaje se reduce al 27% en el caso de las mujeres, lo que indica una menor movilidad.

De hecho, un 36% de las mujeres directivas entró a su empresa actual como recién licenciada frente a sólo el 26% de sus colegas masculinos.

Las mujeres quedan también atrás en las distintas actividades de creación de redes profesionales -networking- realizadas para obtener o afianzar su cargo. El diferencial entre directivos y directivas que realiza estas actividades asciende a 17 puntos en el caso de la asistencia a eventos y conferencias profesionales (49% de los hombres frente a 32% de las mujeres), a 12 en el de los actos culturales y deportivos (27% frente a 15%) o a 10 en la celebración de desayunos y comidas de trabajo (44% frente a 34%).

“La necesidad de compatibilizar la vida laboral y familiar dificulta la participación de las mujeres en algunas actividades informales y de networking esenciales para proyección, visibilidad y creación de marca personal”.

EL DILEMA DE LAS CUOTAS: ALEMANIA LA MENOS AVANZADA

Francia aprobó una ley de cuotas obligatorias en 2011 para empresas a partir de un determinado tamaño: el plazo para cumplir con la legislación, un 40% de mujeres en los consejos de administración, vence en 2017 lo cual contribuye a explicar su avance en este estudio.

En el caso de Italia encontramos “las cuotas rosas” aprobadas en 2011 mediante una ley de cuotas para compañías cotizadas que parece haber contagiado al resto de empresas.

En Alemania, la potencia europea que menos ha avanzado en este sentido, se ha aprobado recientemente una cuota del 30% de presencia femenina en los consejos de administración de unas cien de las mayores empresas cotizadas. La iniciativa trajo consigo una fuerte polémica que impulsó, finalmente, un clima de mayor concienciación sobre los prejuicios de género, con movimientos como el #aufschrei (“clamor”) de Twitter.

“La cuota es una herramienta imperfecta y muy debatible, pero hasta el momento es el único instrumento posible que se ha demostrado ser eficaz a la hora de abordar este problema”, comenta Sanz.

En España, el nuevo código de buen gobierno corporativo para empresas cotizadas, presentado hace unos días, fija un objetivo del 30% de mujeres en los consejos para 2020. Aquellas empresas que no lo cumplan tendrán que explicarlo en sus informes anuales de gobierno corporativo. Asimismo, la nueva Ley de Sociedades de Capital establece que las empresas han de fijarse un objetivo en este sentido. La Ley de Igualdad de 2007 ya establecía un objetivo del 40% en 2015. En octubre de 2014 las mujeres representaban un 16,9% de los consejeros en las empresas cotizadas españolas.

SECTORES Y CARGOS MÁS HABITUALES

Entre los sectores con un mayor porcentaje de cargos directivos ocupados por mujeres encontramos el sanitario y el de educación y servicios sociales, ambos con un porcentaje del 41%. Les sigue el sector hotelero y de restauración donde un 33% de cargos directivos están ocupados por mujeres y el de alimentación y bebidas (27%).

Los sectores con menor porcentaje de mujeres en la dirección son el de la minería (12%) y la construcción (18%). Otros sectores con baja presencia de mujeres en la dirección (en torno al 20%) son la tecnología, la industria, el transporte o las tecnologías limpias.

“La principal cantera de directivos, sobre todo en empresas medianas y medianas-grandes, es su propia plantilla por lo que la presencia de mujeres en la dirección es un claro reflejo de su peso en la fuerza laboral de cada sector”, expone Sanz.

En las empresas que cuentan con mujeres en la dirección, sus cargos más frecuentes son el de directora financiera (un 24% de los casos) y directora de recursos humanos (21%). En el extremo contrario se sitúan las directoras de informática (4%) y ventas (6%).

 


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales