Los políticos españoles, ¿capacitados para liderar el cambio y la digitalización?

Cristina Fragua21 julio 20166min

Fernando Guijarro,  director general de Gestión del Talento de Hudson, se pregunta si nuestros políticos están capacitados para la era del cambio, y si no es así, ¿están preparándose para ello? Guijarro enfatiza el hecho de que en plena era del aprendizaje nuestra obsolescencia se acerca a los dos años… “¿Qué hacen y cómo desarrollan sus habilidades nuestros políticos?».

politicos
En plena era del cambio, ¿están preparados nuestros líderes?

En este momento de gran incertidumbre política, en el que por segunda vez en los últimos siete meses los cuatro candidatos de los partidos políticos mayoritarios intentan ponerse de acuerdo para gobernar España, nosotros nos preguntamos por sus capacidades de liderazgo para dirigir el país. Estamos en la era del cambio y la digitalización, la sociedad y las empresas demandan un estilo de liderazgo diferente al tradicional que pueda hacer frente al actual escenario de incertidumbre, convivencia multi-generacional, globalización, conectividad, etc.

El liderazgo en un momento como este tiene que ser adecuado para el propósito que perseguimos. Si bien la experiencia y las cualificaciones serán siempre un buen indicador de si la persona es adecuada para el puesto, lo que es más importante es si tiene la capacidad y la mentalidad para tener éxito. No se trata de saber si el líder tiene la capacidad para desempeñar técnicamente el trabajo, sino de conocer de qué manera lo hace (lo que en Hudson denominan “mindset”).

Tras analizar múltiples compañías y cientos de candidatos, Fernando Guijarro afirma que para ser un dirigente de éxito son necesarias las siguientes capacidades:

RETO: ¿Cuál es el futuro de España?

La mentalidad visionaria es fundamental. Cualquier gran líder tiene que ser capaz de contar una historia y de crear una visión para una empresa/país y sus empleados/sociedad. Es crucial que tenga la capacidad de crear una perspectiva personal y una visión mediante la integración y la conceptualización de información compleja de diferentes fuentes. La capacidad de utilizar la información para llegar a un objetivo claro es fundamental. El reto para nuestros políticos será establecer una clara visión del futuro de España.

COLABORACIÓN: Más allá de su ego

Una vez establecida la visión y los objetivos, un líder de éxito debe demostrar una actitud de colaboración para pasar a la acción. Sus valores deben ser los de un jugador de equipo, procurando el bien común por encima de su ego. Nuestros cuatro candidatos deberían ser capaces de ponerse de acuerdo y de colaborar -entre ellos y con los integrantes de cada uno de los partidos- en aras del bien del país. Por supuesto, también tendrán que establecer relaciones de colaboración con los otros 27 líderes de la Unión Europea, en un momento especialmente delicado tras el Brexit.

Muy a menudo los líderes políticos (y empresariales) confunden el comportamiento decisivo con el liderazgo eficaz. Creen que dirigir desde primera línea les dará todas las respuestas. Muchos se dan cuenta después que este puede ser un enfoque cortoplacista.

SOLUCIONES: Progresa en momentos difíciles

El éxito se consigue cuando se tiene la capacidad de progresar superando desafíos aparentemente imposibles de solucionar. Los líderes deberían disfrutar de desarrollar soluciones creativas para superar las barreras y demostrar la unidad y determinación en la consecución de objetivos.

Este es un desafío inmediato para nuestros candidatos. ¿Cuáles serán sus soluciones para los grandes problemas del país como el paro, la corrupción, el estado de las autonomías, el déficit, la educación, la sanidad, las pensiones…?

CAMBIO: Triunfar en entornos de cambio

Esta capacidad es tremendamente importante en los tiempos de incertidumbre a los que nos enfrentamos. Un líder de éxito tendrá que adaptarse rápidamente y tener una gran agilidad mental. ¿Están nuestros candidatos preparados para afrontar el  fracaso y remontar?

LÍDER: Le gusta y sabe dirigir

Debe tener capacidad para dirigir a otros utilizando la persuasión, el estímulo y la motivación y obteniendo con ello seguidores. ¿Serán capaces nuestros políticos de demostrar su liderazgo ante sus propios partidos y ante la nación? ¿Cómo aplicarán su capacidad de influencia y persuasión en las negociaciones complejas que nos esperan?


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales