Brisas, olores y cambios meteorológicos

Amanece. Los primeros rayos de sol se cuelan por los espacios que deja la persiana. Comienza otro día listo para ser vivido. En este no invierno que estamos pasando, hoy vuelva a ser inusualmente templado. A mí me gusta el frío en febrero. Que se noten los cambios de estaciones. La definición que da el clima continental de Madrid. Mi abuela decía que las cosas a su tiempo y los nabos en Adviento. Si toca temperaturas bajas y dudamos si ponernos abrigo o no, malo. Igual la primavera es un aluvión de insectos y alergias. Pero qué bien nos lo pasamos sin la nieve. Y qué gracia nos hizo la calima africana un poco después de Carnavales.

Brisas, olores y cambios meteorológicos

Meteorológicamente, a veces podemos intuir un cambio de tendencia. Unas nubes de más. Unos vientos de menos. Sin ser el pastor del Gorbea, comprendemos cierto cúmulo de mensajes. Algo sustentado en la sensación. No sabemos por qué, pero es. Anteriormente vivimos situaciones similares. Pero faltaba algún matiz. Y el cambio no se produjo. Ahora es distinto. Sabes que lo es. Prefieres no lanzar las campanas al vuelo. Quieres ver cómo se consolida ese pálpito. Disfrutarlo poco a poco. Ir encontrando razones que apoyen ese giro en el discurrir de la vida. Ya llevas tiempo entre tormentas, chaparrones y aguaceros. Se acerca esa brisa templada con olor a mar. Y a brezo húmedo. Tu piel lo sabe. Prepárate para disfrutar.

Feliz fin de semana a todas, todos.

Francisco J. Fernández Ferreras.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales