El 68% de las empresas declara tener una necesidad alta de competencias de ciberseguridad

Un informe del Instituto de Transformación Digital de Capgemini pone de relieve el aumento de la brecha en materia de competencias de ciberseguridad y la necesidad urgente de implantar nuevas estrategias de búsqueda y retención de personal con esas habilidades para que las organizaciones limiten los ciberriesgos y generen ventajas competitivas. El informe, Cybersecurity Talent: The Big Gap in Cyber Protection, muestra que de todas las competencias digitales necesarias para las organizaciones con aspiraciones al liderazgo digital, las relativas a la ciberseguridad son las que presentan una mayor brecha entre la demanda y la oferta.
Para el estudio se encuestó a más de 1.200 directivos de alta dirección y empleados, y se analizó el sentimiento en redes sociales de más de 8.000 empleados de ciberseguridad. El 68% de las empresas declaró tener una necesidad alta de competencias de ciberseguridad, frente al 61% que necesitaba competencias de innovación y el 64%, competencias analíticas. La demanda de estas competencias se comparó a continuación con la disponibilidad de profesionales especializados ya en plantilla. El resultado fue una diferencia de 25 puntos porcentuales en competencias de ciberseguridad (con una disponibilidad del 43% de personas con conocimientos especializados ya presentes en la organización), frente a una diferencia de 13 puntos porcentuales en competencias analíticas (51% ya presente) y de 21 puntos porcentuales en competencias de innovación (40% ya presente).
“La deficiencia de competencias en materia de ciberseguridad tiene un efecto muy real en las organizaciones”, afirma Mike Turner, director de Operaciones de la práctica de Ciberseguridad de Capgemini a nivel mundial. “Invertir meses y no semanas en encontrar candidatos adecuados no solo resulta ineficiente, sino que, además, deja a las organizaciones peligrosamente expuestas a los casos cada vez más extendidos de ciberataques”.
Del Informe se extraen cuatro recomendaciones:
Prioridad 1 – integrar seguridad
La primera prioridad para las empresas es determinar el grado de integración eficaz de la seguridad en la organización. ¿Qué cultura de ciberseguridad hay, más allá del equipo con responsabilidad directa en la protección de datos? ¿Cuánto conocimiento tienen sobre seguridad los desarrolladores de aplicaciones y gestores de redes?
Prioridad 2 – maximizar el conjunto de competencias ya existente
“Otra prioridad es sacar a la luz las competencias de seguridad que ya existen, pero que no se han reconocido todavía. La mitad de todos los empleados invierte sus propios recursos en desarrollar competencias digitales[1], lo que demuestra sus ganas de mejorar. Las organizaciones a las que les cuesta conseguir talento exterior pueden encontrar trabajadores cuyas competencias pueden adaptarse con la formación adecuada. Las funciones con competencias complementarias y transferibles son, entre otras, las de operaciones en la red, administración de bases de datos y desarrollo de aplicaciones”.
Prioridad 3 – salir del camino preestablecido
Una tercera prioridad es que las organizaciones vayan más allá de las estrategias habituales de reclutamiento y entiendan las competencias básicas en materia de ciberseguridad. Buscar cualidades y capacidades ya presentes en perfiles de trabajo completamente diferentes y entrevistar a candidatos a los que normalmente la empresa no prestaría atención.
Prioridad 4 – reforzar la retención de capital humano
La última recomendación del informe se refiere a la retención del talento. En un mercado laboral tan competitivo, las organizaciones deben esforzarse también por conservar a los empleados que ya tienen para no empeorar la falta de competencias.
El informe revela que los empleados con conocimientos de ciberseguridad valoran las organizaciones que ofrecen condiciones flexibles de trabajo, fomentan el aprendizaje y dan prioridad a un desarrollo profesional claro y accesible. Según las respuestas dadas por los profesionales de ciberseguridad en las redes sociales, uno de los cinco peores aspectos de su puesto es la difícil conciliación entre la vida personal y la profesional, lo que se convierte en una de las principales razones para abandonar una empresa.

Deja un comentario

El email no será publicado. Campos marcados con *, campos requeridos


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.


Síguenos en Redes Sociales



Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Empleo en RRHH

Esta web pertenece a ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión, S.L.