Estructuras, procesos, personas y tecnología, la holística del nuevo conocimiento

En la era de la especialización hace falta, más que nunca, mantener la perspectiva holística del entorno para ser capaces de “cazar al vuelo” las oportunidades que nos ofrecen las múltiples combinaciones de sus múltiples elementos. No es que tengamos que reconvertirnos todos en unos Leonardo da Vinci del siglo XXI, sino más bien de transformar los compartimentos estancos de los saberes (científicos, lingüísticos, empresariales…) en los vasos comunicantes del conocimiento. La actual revolución tecnológica es, en realidad, una revolución del conocimiento y aunque se habla mucho de la predominancia inminente de los perfiles profesionales expertos en analítica de negocio y big data como el talento imprescindible en prácticamente todas las actividades y sectores, lo que en realidad necesitan las empresas son personas capaces de descubrir una nueva forma de interrelacionar la información para obtener nuevos indicadores de negocio que permitan formular nuevas propuestas en forma de productos, servicios, procesos, etc. Se tiende a trivializar la cuestión reduciéndola a una cuestión de escasez de talento y de competencia por él pero el trasfondo es mucho mayor.portada 35

Hay mucha literatura al respecto pero recomiendo la lectura del informe “Analytic Trends 2016” de Deloitte. Me ha sorprendido porque no cae en los tópicos de los típicos retos a los que hemos de enfrentarnos y porque aporta una reflexión con mucha más profundidad de campo. Cuando habla, por ejemplo, de la tendencia innegable que es la de la dicotomía hombre-máquina atisba un futuro mucho más conciliador basado en la colaboración. El informe, en inglés, lo explica así de claro: “The man-machine dichotomy is not ‘either-or’.
It is unequivocally ‘both-and’.” Por supuesto que habrá puestos sustituidos por máquinas, pero también surgirán otras muchas oportunidades para que éstas “trabajen” al servicio de nuevas profesiones aportándoles un valor inimaginable hasta la fecha.

Otra tendencia en absoluto novedosa pero analizada desde una dimensión diferente, más profunda y de más recorrido, es la de la inexorable extensión del análisis de datos a todas las áreas de la organización. En ella, la combinación de estructuras, procesos, personas y tecnología constituye la holística del nuevo conocimiento, que destierra así las visiones miopes de los expertos en TI como los grandes talentos del futuro y apuesta por el siempre sabio equilibrio de aportaciones.

Es un estudio breve pero intenso que incluye otras cuatro tendencias más: la ciberseguridad, en la que la mejor defensa no es suficiente sin una compleja estrategia de predicción; el internet de las cosas, que contempla también un internet de las personas; la creciente conexión entre el mundo empresarial y el científico, que hace posible trasladar las rutinas del I+D a los procesos de gestión del negocio, y finalmente, la guerra por el talento, que definitivamente se dirime en el campo de las competencias analíticas. Su planteamiento ya es, de por sí, un ejercicio de análisis diferente que se agradece. ¡Buena lectura!


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales