10 aplicaciones de las tecnologías exponenciales a la industria turística

Redacción7 julio 20218min

Visualizar, a través de un dispositivo de Realidad Mixta, cómo será la excursión que estamos interesados en contratar antes de realizarla, regular la temperatura de la habitación del hotel usando únicamente la voz, pagar un curso de surf a través del móvil o de un wearable… Las nuevas tecnologías exponenciales abren una ventana de oportunidades a la industria turística en uno de los momentos más delicados para el sector que más se está viendo afectado por la crisis sanitaria.

Las restricciones de movilidad y distancia social, y la necesidad de extremar las medidas de higiene y seguridad para evitar contagios son ahora mismo dos de los principales obstáculos a los que se enfrenta el entorno de los viajes vacacionales en todo el mundo. En ese contexto, la industria busca soluciones que aceleren a desescalada turística y ofrezcan a los viajeros condiciones de seguridad para cuando llegue el momento de volver a hacer las maletas. “La tecnología no puede abrir fronteras ni impedir cierres perimetrales o toques de queda, pero sí puede ayudar a que se den las condiciones de seguridad adecuadas para que esas medidas lleguen lo antes posible”, señala José Ramón Barriocanal, CEO de Kabel, la compañía tecnológica española especializada en la transformación los negocios a través de la tecnología.

En ese sentido, tecnologías exponenciales como la IA, Realidad Extendida, robótica o soluciones digitales de bajo contacto no solo pueden reducir significativamente el riesgo del contagio en las actividades turísticas, sino que también sirven para renovar y enriquecer las experiencias de los viajeros. “Todos estamos deseando dejar la Covid-19 atrás y volver a montarnos en un avión. Pero para que eso sea posible necesitamos hacerlo con confianza. Y, además, cuando ese momento llegue, muchos viajeros no se van a conformar con lo de siempre; querrán viajar cada vez con más agilidad en todos los trámites pre y post vuelo, y con las más altas garantías de seguridad. La tecnología puede proporcionarles ambas cosas”, comenta Barriocanal.

10 aplicaciones de las tecnologías exponenciales a la industria turística

Apoyo a la decisión de compra. Un dispositivo de Realidad Virtual facilita enormemente las decisiones de compra al turista a la hora de decantarse por una determinada opción para sus vacaciones. Estos dispositivos de visualización experiencial permiten desde explorar por dentro las dependencias del hotel en el que nos vamos a alojar, hasta hacer un recorrido virtual por los principales museos de la ciudad o recibir una lección inmersiva de la historia del destino. Asimismo, la Inteligencia Artificial puede jugar un papel clave. Puede hacer recomendaciones hiperpersonalizando la experiencia del comprador, basando sus datos en sus comportamientos pasados. Y es aquí donde cobra protagonismo el concepto de lo que ya los analistas denominan “Internet of Behaviors”.

Planificación. Gracias a los Asistentes virtuales (chatbots), los compradores pueden resolver todo tipo de complicaciones del viaje, como cambios de vuelos y el impacto que supone para los traslados a los hoteles, las reservas de alojamientos o las actividades que tuviera planeadas el cliente. Asistirles en esos contratiempos, que suelen ser momentos de incertidumbre, puede mejorar mucho la experiencia del cliente. Además, a los proveedores les puede ayudar a planificar mejor su capacidad en función de la demanda esperada, maximizando así los objetivos deseados.

Hiperpersonalización La personalización es la gran tendencia del nuevo turista tecnológico. La inteligencia artificial o el machine learning ofrecen inmensas posibilidades a la industria turística para personalizar al detalle las ofertas y programas que ofrecen a sus clientes. Paquetes diseñados a la medida de los gustos del viajero, que se apoyan en su historial de viajes anteriores y preferencias que señala el comprador, y que aprenden y afinan sus propuestas a medida que recogen nuevos datos. Esto supone no solo una oferta muy apetecible para el cliente, sino también un gran ahorro de tiempo a la hora de planificar su viaje.

Experiencias de usuario. Las aplicaciones de Realidad Aumentada se convierten en la mejor guía de viaje del turista sobre el propio terreno. Pueden señalarle los puntos de interés del destino sobre un mapa en su teléfono móvil y su localización en tiempo real. Además, agregan valiosa información de contexto sobre cada uno de ellos para escuchar o visualizar mientras lo recorre.

Interfaces de voz. Las tecnologías de voz agilizan multitud de gestiones en nuestras vacaciones, desde encender la televisión de la habitación y elegir un canal hasta obtener información de un asistente de voz acerca de las horas de salida de un tour. Y todo, reduciendo al máximo los contactos físicos con objetos y superficies y el riesgo de contagio.

Interacción con objetos. Internet de las Cosas (IoT) abre al huésped una nueva dimensión de interacción con los alojamientos turísticos. Por ejemplo, para regular mediante instrucciones a diferentes sensores ubicados en la habitación, los niveles de iluminación o temperatura de la estancia. Integrados en un sistema de hospitality, estos desarrollos también permiten al viajero reservar actividades como masajes, una sesión de spa o acudir al gimnasio o a la piscina.

Reconocimiento facial. Las tecnologías de reconocimiento facial mejoran sensiblemente la seguridad en aeropuertos o establecimientos hoteleros, además de simplificar y agilizar procesos como controles de aduanas o el check in en el alojamiento, sin necesidad de perder tiempo en la recepción de los hoteles.

Información. Los chatbots asociados a oficinas de turismo u hoteles facilitan, de forma cómoda e inmediata, información básica de utilidad para preguntas recurrentes de los recién llegados. Desde cómo llegar en transporte público a los principales monumentos y centros de interés, hasta dónde cambiar dinero o los horarios de las rutas turísticas en barco.

Pagos seguros.  Las tecnologías contactless agilizan las labores de check in y check out al permitir pagos seguros a través del teléfono móvil. Además, es la modalidad más segura en un entorno Covid-19, ya que evitan que clientes y empleados tengan que manipular o intercambiar dinero en metálico, tarjetas de crédito o facturas físicas.

Customer Experience. La tecnología, en general, sirve para mejorar la experiencia del cliente e incrementan la satisfacción del viajero, que se siente parte activa y protagonista de sus vacaciones, toma decisiones con mayor seguridad y ejerce un mayor control sobre su viaje. Estos desarrollos aportan servicios y contenidos de valor añadido que llevan a la industria hasta su siguiente nivel de evolución.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales