La gestión del talento y el futuro de los recursos humanos para 2020

Para Recursos Humanos, el siglo XXI ha sido el momento de mayor transformación hasta la fecha. Nunca antes los líderes de este departamento habían experimentado tanta presión para alinearse con los directivos de las organizaciones, con el objetivo de apoyar el crecimiento y permitir que la compañía continúe siendo competitiva. En paralelo, se enfrentan a las necesidades cambiantes de los empleados, especialmente las de los millennials, cuyas expectativas profesionales están influenciadas por los avances tecnológicos y los cambios en la sociedad.
Los líderes de esta función han progresado en la primera parte de su propia transformación, que incluye el uso de la tecnología, como el cloud computing, para reducir costes y lograr una mayor eficiencia. Al tiempo, están inmersos en la siguiente fase del proceso, que está orientada a impulsar el crecimiento de la compañía, capacitar a los empleados y directivos, hacer frente a los cambios en los procesos de negocio y de estrategia, y ayudar al equipo ejecutivo a tomar las mejores decisiones a través de la democratización de los datos y del conocimiento.
Y es que el papel de los recursos humanos ha evolucionado a través de la tecnología. La automatización de tareas que consumen mucho tiempo, como la contabilidad de horas extras y la producción de nóminas, significa que los directivos pueden centrarse en actividades más estratégicas y aportar más valor a la empresa.
Y es que los empleados del futuro están conectados 24 horas al día, los 7 días a la semana, especialmente cuando viajan. Por este motivo, esperan que sus directivos sistematicen herramientas de gestión para que también estén disponibles fuera de la oficina. Para ello, estos sistemas deben ser intuitivos y fáciles de usar, y a medida que el éxito de las plataformas de redes sociales continúa, los trabajadores también esperan que las aplicaciones en el lugar de trabajo se asemejen a estas herramientas tanto en términos de diseño como de usabilidad.
Por otra parte, y en línea con la tendencia exigente de los consumidores respecto a la velocidad con la que los datos están disponibles en línea, también los empleados exigen una retroalimentación casi instantánea de sus gerentes o compañeros de trabajo. Por ejemplo, la revisión anual será redundante a medida que los directores renueven constantemente el compromiso a través de herramientas digitales que mejoren la participación y simplifiquen los procesos.
Los departamentos de recursos humanos tendrán que ser aún más proactivos para anticipar las necesidades de sus empleados y proporcionar una gestión del talento verdaderamente personalizada. El análisis de las personas puede identificar las tendencias después de que se hayan producido; sin embargo, RRHH está orientado cada vez más a la analítica predictiva para identificar patrones y tendencias que ayuden a los líderes empresariales a tomar decisiones antes de que ocurran los incidentes.
Y para hacer frente a estos nuevos desafíos, las organizaciones tendrán que desarrollar herramientas innovadoras. Algunos de los sistemas utilizados por RRHH todavía no han alcanzado los niveles requeridos. Los métodos existentes carecen de intuición y simplicidad. Para asegurar que las herramientas sean ampliamente adoptadas, es crucial asegurar que sean fáciles de usar y que sean lo más simples posible para completar las tareas.
Además de garantizar que las herramientas de RRHH pueden escalarse para ajustarse a las necesidades de la organización, es importante que los sistemas estén basados en tecnologías confiables y seguras, lo que convierte al cloud computing en la mejor opción. Ser capaz de procesar y acceder a los datos en tiempo real es de vital importancia para los recursos humanos, y tener la tecnología adecuada para apoyar estos procesos será clave.
En definitiva, el departamento de RRHH tendrá cada vez más gran peso en la toma de decisiones de la empresa, ya que la gestión del talento es un punto prioritario en la agenda del equipo ejecutivo.  Esto significa que ambos deben alinearse en las prioridades del negocio y asegurarse de que tienen las herramientas y la cultura corporativa adecuada para prosperar en un panorama tan competitivo.
Escrito por Andrés García-Arroyo, Country Manager de Workday para Iberia

Deja un comentario

El email no será publicado. Campos marcados con *, campos requeridos


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.


Síguenos en Redes Sociales



Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Empleo en RRHH

Esta web pertenece a ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión, S.L.