Cómo construir una organización donde el aprendizaje desbloquee la innovación y aumente el rendimiento

En el panorama empresarial y, en general, en la incertidumbre que caracteriza el presente, el imperativo de hacer del aprendizaje continuo una parte fundamental de cómo trabajamos y vivimos es más importante que nunca. Los métodos de aprendizaje corporativos tradicionales están obsoletos y ya no son atractivos para los trabajadores de hoy en día, ni resultan propicios para nuestro entorno actual de teletrabajo.

Diferentes estimaciones indican que los rápidos avances en la tecnología y las condiciones económicas han reducido la relevancia o utilidad de las habilidades profesionales a tan solo 5 años -de los casi 50 años, aproximadamente, de vida laboral de una persona. Los cambios tecnológicos y económicos se están produciendo a una velocidad de vértigo y su frecuencia aumenta, lo que supone una mayor responsabilidad de cara a las personas y las empresas, que necesitan formarse continuamente para mantener una ventaja competitiva y éxito a largo plazo.

Por ello, Shelley Osborne, Vicepresidenta de Aprendizaje de Udemy, revela los 5 pasos para construir una organización donde el aprendizaje permita desbloquear la innovación y aumentar el rendimiento.

  1. Desarrolla y fomenta empleados ágiles. Las organizaciones deben empoderar a las personas para que accedan a los recursos de aprendizaje en el momento que los necesiten.
  2. La retroalimentación es el motor de las culturas de aprendizaje. La retroalimentación debe maximizar las fortalezas y alentar a las personas a convertirse en la mejor versión de sí mismas. La gente habitualmente deja de poner todo su esfuerzo en una actividad cuando cree que los demás solo aceptarán la perfección; es importante entender que también se pueden cometer errores y que se puede hablar de ellos.
  3. Piensa como un especialista en marketing para impulsar el aprendizaje y el desarrollo. La mejor manera de retener a los empleados inscritos en un curso es comprender sus necesidades y tenerlas en cuenta antes, durante y después del aprendizaje.
  4. Incluye el aprendizaje en el flujo del trabajo. Las oportunidades de desarrollo profesional deben democratizarse en toda la organización, permitiendo que los empleados puedan perfeccionar sus habilidades, compartir sus conocimientos con otros compañeros y equipos, etc.
  5. Muestra el valor del aprendizaje. Construye un argumento sólido para crear una cultura de aprendizaje que evidencie los beneficios a nivel de eficiencia, motivación y sentimiento de equipo en toda la organización. Esto es fundamental para abordar los numerosos desafíos que plantea el rápido cambio tecnológico.

Shelley Osborne acaba de publicar su libro The Upskilling Imperative: 5 Ways to Make Learning Core to the Way We Work, en el que amplía estos pasos y comparte nuevos métodos de aprendizaje modernos, inclusivos y testados que fomentan una mentalidad de crecimiento. Todos ellos extraídos de su tiempo como maestra de escuela secundaria y su experiencia actual en Udemy -entre cuyos clientes corporativos se incluyen Adidas, General Mills y Volkswagen, entre otros.

“El aprendizaje es el futuro del trabajo. Hemos entrado en una era de cambios impredecibles y no hay forma de que sobrevivamos sin un aprendizaje continuo”, afirma Osborne. «Escribí este libro como una hoja de ruta para que las personas, los gerentes y las organizaciones prosperen en medio de esta situación actual tan cambiante».


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales