4 claves de éxito para el reverse mentoring
Cheerful businesswoman listening to her workmate talking in bright office

Maite Sáenz6 junio 20183min
Cheerful businesswoman listening to her workmate talking in bright office
El mentoring inverso es un buen complemento de la diversidad y las empresas exploran su potencial para incorporar las habilidades de los jóvenes al conocimiento de los mayores. También es una herramienta válida para potenciar el desarrollo de habilidades, el aprendizaje intergeneracional y la cultura inclusiva.

Para aplicarlo con garantías Hays ha recurrido a cuatro expertos internacionales en RR.HH. para recopilar sus 4 requisitos fundamentales:

1. Actitud receptiva: Donna Miller, Directora de RRHH para Europa de Enterprise Rent-A-Car, dice que su programa de reverse mentoring surgió de una iniciativa mediante la cual directoras de la generación de los baby boomers hacían de mentoras para consultoras o consultoras junior de la generación millennial. El objetivo del programa era identificar a empleadas para promociones internas. “Nuestras directoras senior -explica- enseguida vieron el valor añadido de pasar tiempo con compañeras más jóvenes (normalmente una hora al mes), quienes están en medio del funcionamiento operativo de la compañía y aportan consejos de experiencias distintas a las suyas, así como otros métodos de trabajo, particularmente en relación a cómo usar la tecnología de forma más eficaz.” Además “sus experiencias y consejos son muy valiosos a la hora de informar la estrategia de negocio, y es una ventaja enorme del reverse mentoring”.

2. Reuniones mensuales: PwC lanzó su programa de reverse mentoring en 2014 como parte de su compromiso con la diversidad y la inclusión en la empresa y Kalee Talvitie-Brown, su Head of People, explica cómo a través de él quieren empoderar a los más jóvenes”. En la actualidad, la compañía cuenta con 122 millennials que hacen a su vez de mentores de 200 socios y directores en encuentros mensuales.

3. Formación de mentores: En paralelo, PwC cuenta con un programa de formación para mentores que se imparte cada mes de enero. Es importante que la edad no dicte quién tiene el mando. “La relación entre ejecutivo y mentor debería ser liderada por el mentor,” dice Talvitie-Brown. “Queremos que los mentores se sientan cómodos haciendo preguntas complejas a los socios y que comuniquen su objetivo abiertamente”.

4. Entorno seguro: Krystal Allen, una de las mentoras millennial y Manager de PwC, reconoce que lo que más ha disfrutado «ha sido la posibilidad de compartir mi experiencia en la compañía como mujer en un entorno seguro. Queremos ayudar a nuestros socios a reconocer y apreciar las diferencias, y el programa de reverse mentoring es un espacio para hacer justo eso”.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales