Los peligros de tener una empresa familiar y pasar las vacaciones juntos
29942664 - upset man and car full of luggage bags before the family vacation

Nacho Torres13 julio 20174min

Las familias empresarias se suelen caracterizar por tener el valor de la unidad familiar. En muchas de ellas, esta necesidad de conexión es tan fuerte que también necesitan pasar juntos las vacaciones. No obstante, veranear con la familia puede hacer más difícil desconectar por completo de la rutina diaria y aumentar las discusiones por temas empresariales no bien resueltos.

En Family Business Solutions han detectado que en verano aumenta el número de enfrentamientos y disputas familiares en aquellas familias empresarias que pasan juntas las vacaciones, en la casa de veraneo familiar o de viaje, por ejemplo. Al pasar las vacaciones juntos, los problemas se pueden acentuar por el mayor tiempo y emociones compartidas.

Además, veranear con los miembros de la familia, con quiénes durante todo el año se trabaja, también hace más difícil desconectar por completo de la rutina diaria y de la empresa.

Ricard Agustín, fundador de Family Business Solutions y consultor de empresas familiares, recomienda ser más tolerantes y dialogantes, evitar al máximo hablar de trabajo, no forzar sin voluntad de las partes que el tiempo de descanso en familia sirva para resolver conflictos, así como “morderse la lengua” en aquellos temas sobre el negocio más polémicos y sobre los que no hay una visión compartida. Siguiendo estas pautas se puede evitar que surjan conflictos durante el verano y que, luego en setiembre, la empresa familiar y el ambiente de trabajo se resientan.

Consejos de Ricard Agustín para desconectar cuando se trabaja y se veranea con la familia

1. No pensar que por estar de vacaciones los conflictos se resolverán por arte de magia. Es más, estos pueden acrecentarse por el mayor tiempo y emociones compartidas.
2. Ser más tolerantes y dialogantes con los demás.
3. Vigilar las distribuciones de las mesas, evitando, en la medida de lo posible, que personas con relaciones difíciles o ya dañadas, se sienten juntas.
4. Evitar que familiares políticos y familia extensa entren en debates sobre temas de trabajo, especialmente si sobre estos no existe una visión compartida y si son temas polémicos.
5. Saber utilizar el sombrero adecuado. Si estamos de vacaciones en familia, el sombrero es el de familia y no el de propietario o jefe de la empresa.
6. Si se aprovechan las vacaciones para tener alguna reunión de trabajo, que sea breve, que tenga hora de inicio y fin y que tenga lugar en una parte de la casa libre de interferencias de terceros.
7. Dar libertad a la familia para que cada uno pueda gestionar sus vacaciones libremente, aunque se comparta un mismo techo.
8. No querer ser mediadores si no tenemos las competencias y no estamos legitimados como tales por el resto.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales