Las pymes y la Generación Z, los protagonistas del futuro mercado globalizado

Cristina Fragua3 noviembre 20157min

estudio_Ricoh

En el año 2020 las empresas contarán con cerca de 3.200 millones de posibles consumidores repartidos por todo el mundo, hecho que transformará por completo la gestión de las empresas, especialmente de las pymes.

Las pymes serán las protagonistas en el nuevo panorama de consumo. Las empresas de menor tamaño, al ser más dinámicas, tendrán mayores facilidades a la hora de adaptarse a un entorno global.  En este sentido, las empresas más pequeñas, de nicho y con poco conocimiento de clientes, mercados y regiones mantendrán su dominio, según el último estudio impulsado por Ricoh Europe.  Las características de este mercado global beneficiarán a las pymes siempre y cuando éstas sepan reconocer y anticipar las ventajas que tienen por su tamaño, así como los conocimientos y habilidades que les brinda la Generación Z.

¿CÓMO AFECTARÁ LA GLOBALIZACIÓN EN LAS EMPRESAS?

El informe muestra tres áreas en las que la globalización afectará a las empresas. Por un lado, las empresas tendrán que gestionar la aparición de un consumidor mundial, con expectativas superiores y, a su vez, requerimientos muy locales. En segundo lugar, se desarrollará un nuevo mercado global de innovación a través del trabajo colaborativo a través de las nuevas tecnologías. Por último, el liderazgo se transformará puesto que la globalización afectará también a la competencia empresarial.

LA TECNOLOGÍA Y UNA RED MUNDIAL DE INNOVACIÓN 

Los mercados se expanden independientemente de las fronteras entre países por lo que aumenta el número de consumidores y, por ende, las oportunidades para que las empresas difundan sus productos y servicios globalmente. A pesar de la proyección internacional, las compañías también buscarán ofrecer una interacción local, personalizada y relevante. Desde la aparición de la tecnología muchas han sido las transformaciones que han tenido lugar. La innovación también se nutre de las posibilidades que brinda el desarrollo de las nuevas tecnologías que se convierte en catalizadoras para el desarrollo del negocio.

El progreso de los mercados globales dependerá de la colaboración y agilidad corporativa. Incentivar la creación de una red mundial de ideas permitirá la implementación de planteamientos locales como parte de su expansión global.

Según los expertos,  la Generación Z es el eslabón natural que une el poder de la globalización con las empresas. Esta generación está preparada para trabajar con nuevas tecnologías, entiende la globalización y, además, está comprometida con las causas sociales. Todos ellos aspectos primordiales a la hora de que los miembros de esta generación opten por trabajar en una empresa u otra.

Se trata de la última generación en incorporarse al mercado laboral y es la mejor preparada que las previas en cuanto al uso de las nuevas tecnologías y a las formas de trabajo globales. Además, se sienten atraídos por un empleo que les haga sentir que hacen algo diferente en el mundo (34%), a diferencia de los Baby Boomers (13%), de la Generación X (14%) y de los Millennials (15%).

Asimismo, este grupo está mejor preparado para los inevitables cambios que redibujarán el puesto de trabajo. Casi el triple de los encuestados encuadrados en la Generación Z se sienten más atraídos por aquellas empresas que utilizan la tecnología para trabajar más eficientemente (28%) frente a individuos pertenecientes a otras generaciones previas (10%).

Otro aspecto decisivo es que, según el informe, la preferencia por la comunicación cara a cara ha caído desde el 77 % entre los Baby Boomers al 58 % entre los de la Generación Z.

NUEVOS MODELOS DE TRABAJO: LA COLABORACIÓN REMOTA 

A medida que las compañías se expanden a una escala global se requiere un enfoque más plano de la estructura organizativa. En este sentido, las estructuras de gestión flexibles  serán más dinámicas y relevantes a nivel local.

El estudio de Ricoh Europe indica que en el nuevo entorno globalizado, la colaboración y la digitalización serán la clave en cuanto al modo de trabajar. Tanto las pymes como la Gen Z están perfectamente posicionadas para obtener ventajas de ese cambio, uniendo las muchas potencialidades que presentan la digitalización y la globalización.

El estudio muestra que el 79% de las pymes creen tener una ventaja competitiva frente a empresas más grandes, porque pueden optimizar procesos más rápidamente.

El tamaño de la pyme hace que el coste y, en consecuencia, el riesgo de adoptar nueva tecnologías, disminuya, permitiendo a estas empresas aprovechar rápidamente las ventajas de la digitalización.

En este entorno, la fuerza laboral de la Generación Z se alinea con este desarrollo del negocio global. Los  beneficios son muchos e incluyen ventajas como el acceso a una base de clientes global, el ahorro de costes obtenidos a través de la implementación de tecnologías de comunicaciones corporativas globales y las innovaciones que esa colaboración ágil generaría. Del mismo modo, los trabajadores de la Generación Z se encontrarán en mejores condiciones para adoptar prácticas de trabajo globales.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales