La brecha salarial tardará 70 años en igualarse

La diferencia laboral entre hombres y mujeres es una problemática presente en la agenda de los gobiernos de todos los países del mundo, pero pese a los esfuerzos realizados en los últimos años, todavía estamos lejos de lograr la igualdad de las condiciones profesionales entre géneros. Según la Organización Internacional del Trabajo de las Naciones Unidas, la brecha salarial global se encuentra actualmente en el 23%, y no será hasta 2087 cuando hombres y mujeres reciban un salario igual por el mismo trabajo.
El mercado laboral español aún es muy poco diverso, según revela la Encuesta Anual de Diversidad de Género en el trabajo de HAYS España, presentada la semana pasada en Madrid. El estudio, basado en una muestra a 4.000 personas, muestra que pese a que las mujeres expresan tener la misma ambición que los hombres, el 82% de los puestos de dirección sigue copado por profesionales masculinos. Además, el 68% de los encuestados afirmó que su superior inmediato también es un hombre. Este hecho podría ser una explicación para la brecha salarial: la menor presencia de mujeres en puestos de mayor rango, y por ende mejor pagados, debido, en parte, a que la maternidad ralentiza el progreso de su carrera.
Las estadísticas del Departamento de Trabajo de Estados Unidos evidencian esta diferencia. Si bien la brecha salarial era inferior al 5% entre los trabajadores de 22 a 24 años que trabajan a tiempo completo en 2016, la diferencia se amplía considerablemente en la franja de las mujeres a partir de 30 años. El mismo periodo, la diferencia de salario entre hombres y mujeres de 35 a 44 años era del 16%. En España también existe esta percepción, ya que según la Encuesta de HAYS, el 47% de las mujeres consideran que no están remuneradas de forma equitativa respecto a sus compañeros masculinos con las mismas capacidades.
Además, según el informe de HAYS el 51% de las mujeres considera que optar por trabajar de forma flexible puede limitar su carrera profesional. Por tanto, aunque las mujeres tienen la misma ambición que los hombres en optar a puestos directivos, tienen mucha menos confianza en su propia carrera profesional, ya que el hecho de contar con una mayoría de altos cargos hombres fuerza el sentimiento de que no van a contemplar la posibilidad de flexibilidad en el trabajo.
“Los profesionales españoles son ambiciosos, independientemente de su sexo, pero la ambición femenina se ve mucho más mermada a lo largo de su carrera, según nos demuestran los resultados de esta encuesta, a la hora de acceder a puestos de alta dirección. Nuestra sociedad todavía necesita compartir más responsabilidades familiares, y las empresas tienen que ser más valientes y estar decididas a romper con lo establecido”, asegura Christopher Dottie, Director General de HAYS España.

Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales