Italia podría convertirse en el primer país europeo en dar la “baja menstrual”

La propuesta de ley 3781 que se debatirá en los próximos meses puede llevar a Italia a ser el primer país europeo en dar la «baja menstrual» a las mujeres que sufran dolores muy fuertes de regla. Es lo que se conoce como síndrome premenstrual (SPM) o dismenorrea. Lo sufren el 73 % de las mujeres españolas y de forma severa el 9 % de los casos. Este dolor abdominal y/o pélvico aparece antes o durante la menstruación. Provoca náuseas, dolor físico, cansancio y dolor de cabeza, entre otros efectos.
La «baja menstrual» permitiría a las mujeres ausentarse del trabajo durante tres días, sin contabilizarlos como días libres y cobrando el 100% del salario. “Lamentablemente, esta baja ad hoc podría generar más discriminación para la mujer, que queda señalada bajo el estereotipo de ‘está en esos días’ y suponer más trabas en cuanto a su contratación», alerta Gina Aran, profesora de Economía y Empresa de la UOC y experta en recursos humanos. Esta propuesta de ley tiene una doble vertiente: “es una medida que reconoce el dolor femenino, pero por otro lado, fomenta la discriminación de género en la contratación y refuerza estereotipos falsos”, asegura Aran.
En un país como España donde trabaja casi el 56% de las mujeres, Aran alerta de que si se sigue el planteamiento italiano, las empresas probablemente no lo aceptarán.
Los expertos no se ponen de acuerdo en si la menstruación tiene algún tipo de afectación económica y laboral. Un estudio realizado por dos economistas italianos publicado en 2009 en American Economic Journal concluyó que el “ciclo menstrual femenino aumenta el absentismo”. Pero otro informe posterior, publicado en 2012 en Journal of Human Resources, decía justo lo contrario: “No hay evidencias de que la regla provoque un aumento del absentismo femenino”.
Ningún país occidental ha desarrollado políticas en esta línea, a diferencia de Asia, donde la seirikyuuka (baja menstrual) se considera un derecho biológico. En Indonesia, se aprobó en 1948 y permite a las mujeres ausentarse del trabajo dos días al mes. En Japón, tienen derecho a quedarse en casa por este motivo, aunque sus empresarios no están obligados a pagarles esos días de baja. En Corea del Sur, las trabajadoras tienen derecho a abandonar su puesto de trabajo, y si no lo hacen, sus empresas han de pagarles una cantidad extra. En Hong Kong, esta política se extiende incluso a las estudiantes.
“Actualmente todo lo que rodea a la regla es un tabú cultural porque es considerado un elemento sucio. Existe una concepción social muy extensa que una mujer con la menstruación no es pura”, explica Begoña Enguix, antropóloga del cuerpo de la UOC. Una encuesta realizada el año pasado para decidir si implantar o no la baja menstrual en la provincia de Guangdong en China, reveló que el 20% de las mujeres no se sentiría cómodas ejerciendo su derecho de baja por miedo a revelar sus intimidades.

Deja un comentario

El email no será publicado. Campos marcados con *, campos requeridos


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Empleo en RRHH

Esta web pertenece a ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión, S.L.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales