Ventajas de incorporar a los empleados como embajadores de marca

Employee advocacy dentro
Cuando se quiere promocionar una marca o un negocio, las redes sociales suelen ser un buen canal de comunicación, y si se cuenta con un programa de Employee Advocacy, en el que los empleados se convierten en embajadores de la marca y comparten el mensaje en sus redes sociales personales, el alcance será muchísimo mayor.

Contar con este programa es muy importante para las compañías, ya que puede contribuir a mejorar la reputación de una marca y, además, ayuda a que la contratación de nuevo personal de la empresa sea mucho más sencilla.

Según Hootsuite, las marcas pueden beneficiarse de este programa en muchos aspectos, ya que la mayoría de personas confían más en un empleado (53%) que en un CEO (47%), así que si un empleado comparte información de la empresa será mucho más creíble para todos aquellos a los que le llegue el mensaje. Además, los empleados se convierten en la fuente de información más fiable para todas las personas que buscan trabajo.

Otras cifras que confirman la eficacia de un programa de Employee Advocacy:

● 10 veces más alcance del contenido compartido por los empleados en comparación con los canales corporativos.

● 8 veces más interacción a través de los post de empleados comparado con los canales propios.

● El doble de proporción de clics en los post compartidos por los empleados comparado con los canales corporativos, según un estudio de LinkedIn.

● 24 veces más contenido compartido cuando se publica por parte de empleados en comparación con los canales propios.

● 86% de aumento en la satisfacción de los empleados en aquellas empresas con un programa de Employee Advocacy establecido , según Aberdeen Group Research.

● 26% tasa promedio de crecimiento en aquellas empresas con un programa de Employee Advocacy establecido, según un estudio de Hindge.

Pero ¿cómo conseguir que los empleados quieran participar en el programa Employee Advocacy? Hootsuite da las claves para que este programa triunfe en las empresas:

1. Hace de la cultura del lugar de trabajo una prioridad: para que los empleados se conviertan en embajadores de marca deben estar motivados en su puesto de trabajo, no sólo que les guste lo que hacen, también tienen que estar contentos con su sueldo. Los empleados que confían en su responsable directo tienen el doble de probabilidades de participar en un programa de Employee Advocacy.

2. Hacer que los empleados confíen en la empresa: tener un buen ambiente en el trabajo es la base de cualquier programa de Employee Advocacy. Generar confianza y tener una buena comunicación con los empleados los motivará para que participen en el programa como embajadores de marca.

Según Rob Coyne, general manager EMEA de Hootsuite: “Si se crea un ambiente de trabajo en el que los trabajadores se sientan contentos y valorados, entonces las empresas podrán contar con ellos para que sean sus mayores fans” y añade “Si se aprovecha el poder de la conexión humana dentro de una empresa, estas pueden ampliar su alcance, maximizar su potencial y aumentar los niveles de satisfacción de sus empleados”.

3. Seleccionar a los embajadores: hay que identificar a los posibles influencers de la compañía e incorporarlos como embajadores. Además, que compartan información sobre la marca en sus redes sociales les convierte en grandes expertos en la materia y la empresa llegará a un público que de otra forma no llegaría.

4. Dejar claro los beneficios: los empleados no publicarán nada de la compañía por el simple hecho de hacer, deben lograr algo a cambio. Se les puede reconocer su trabajo, mencionarles en una la newsletter mensual o premiarlos con tarjetas regalo u otro tipo de productos. Además, contemplar la opción de convertir el programa de embajadores en un juego es interesante, ya que se puede crear un hashtag o etiqueta para promocionar una campaña y el empleado que tenga más interacciones puede ganar un premio.

5. No imponer el programa: nunca se debe de obligar a los empleados a compartir contenido de la marca en sus redes sociales personales, ya que no es la mejor manera de generar confianza y además, se notará que el contenido que compartan estará falto de entusiasmo.

Por último, hay que humanizar la marca para que los consumidores se identifiquen con ella, como dice Rob Coyne: “Los empleados hacen que las empresas sean más humanas, ya que permiten a los consumidores ponerles cara a la marca y sentirse más identificados con ella”.

Deja un comentario

El email no será publicado. Campos marcados con *, campos requeridos


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.


Síguenos en Redes Sociales



Contacta con nosotros

Puede contactar con nosotros a través de:


Empleo en RRHH

Esta web pertenece a ORH Grupo Editorial de Conocimiento y Gestión, S.L.