Aspectos fundamentales que formarán parte de la estrategia de comunicación de las empresas en la era post-Covid

A pocas semanas de cerrar el que posiblemente haya sido el año más complicado para la gran mayoría de las empresas y, en particular, para el mundo de la comunicación, llega el momento de hacer un repaso del impacto de la crisis provocada por la Covid-19 y planificar los nuevos retos que el 2021 va a deparar. En este nuevo contexto, la comunicación y el marketing jugarán su papel más importante como estrategia para fidelizar y obtener resultados y disponer de planes de gestión de la comunicación en este tipo de situaciones será imprescindible para reforzar la imagen y reputación de una compañía.

En este sentido, Miguel Ángel Rodríguez Caveda, CEO de la agencia de comunicación global 3AW, y ganador de tres premios EMMY de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión de EEUU, nos cuenta cuáles serán las tendencias que ya están arrasando en la era post-Covid:

  1. Comunicación multicanal: ya era una realidad antes de la pandemia, pero hoy más que nunca nos encontramos ante un consumidor aún más digital que, para encontrar información, hace uso diversos canales, incluso, de forma simultánea. En este sentido, las redes sociales tienen un papel fundamental puesto que, debido a los distintos confinamientos a los que nos hemos visto expuestos, se han convertido en uno de los principales medios de comunicación y entretenimiento. Formatos como Twitter, LinkedIn, Facebook o Instagram, permiten llegar a todas las audiencias, que están más activas que nunca y la capacidad de impacto es espectacular, adaptando el mensaje a cada formato y tipo de usuario. Además, no debemos olvidar los canales convencionales como la prensa escrita u online, la radio o la TV, además de los ya tradicionales blogs, que hace que las empresas puedan conectar emocionalmente con sus clientes y potenciales, y el emailling y newsletters, que permite el envío personalizado de correos electrónicos con contenido de interés.
  2. Comunicación más humana: en un primer momento tras el estallido del coronavirus, las empresas se posicionaron y se sumaron a las distintas campañas solidarias o de ayuda, tales como los reconocimientos a los héroes de la pandemia o apoyo a las víctimas. En un contexto en el que la sociedad está más vulnerable que nunca, apelar a sensibilización, la emoción y conectar con el lado más humano de la población, será clave como parte de la estrategia de comunicación de las compañías, donde será importante cuidar el tono y estilo de los mensajes, teniendo en cuenta en entorno que le rodea. En este sentido, se aprecia cómo el activismo de marcas ha adquirido más importancia de la que ya tenía. Cada vez son más las acciones y estrategias llevadas a cabo por las empresas con el objetivo de impactar en la sociedad y provocar un cambio positivo en los hábitos o la realidad de las personas, ya que nos encontramos frente a un consumidor que evalúa a las marcas por su capacidad de conmover al usuario.
  3. La nueva cara de los influencers: desde hace varios años son la apuesta segura para muchas marcas. Con su tono y estilo tan cercano hacia sus seguidores, estos creadores de tendencias se han convertido en la fuente más fiable donde buscar información. Sin embargo, su anhelado estilo de vida dio un giro de 360º cuando, a raíz de la pandemia, se iguala con el del resto de la población. Esto ha incrementado la autenticidad y veracidad hacia los usuarios, lo cual responde mejor a las necesidades del consumidor actual. Hoy, la relación entre marcas, influencers y seguidores, se muestra más necesaria que nunca, volviendo a sus orígenes, centrado en contenido que aporte valor real a la vida de sus seguidores y del mundo en general.
  4. Uso de nuevas plataformas: si hay algo que ha provocado esta crisis, es un desarrollo significativo de la digitalización. Nos hemos visto en la necesidad de adaptarnos a la tecnología y hacer uso de plataformas que jamás habíamos experimentado, aplicaciones que han llegado para quedarse. En este sentido, el formato de webinar ha experimentado un importante auge en los últimos meses y son muchas las empresas que han recurrido a este tipo de seminarios en formato vídeo online para mantenerse actualizado en distintos sectores y fomentar oportunidades de negocio, por su facilidad de uso, gran alcance y el ahorro que supone. Por otro lado, debido al home office o teletrabajo, se ha experimentado un auge en las diferentes herramientas necesarias para el correcto desempeño de las tareas, como los sistemas de gestión y almacenamiento (MyGestión), correo electrónico y agenda compartida (Exchange Online, de Microsoft Office 365, o Gmail de G-Suite), almacenamiento de datos (DropBox, OneDrive o Google Drive) y videoconferencias (Microsoft Teams o Meet Hangouts).
  5. La seguridad e higiene como vertical de contenido: una clara consecuencia de la expansión de la Covid-19, ha sido la nueva forma de ver el mundo, con cierta desconfianza, miedo e incertidumbre. Tres conceptos que ya forman parte de la nueva normalidad y que se han asentado en la mente de los consumidores, tras estos meses de pandemia. Esto nos lleva a otra consecuencia que afecta al mundo de la comunicación. Ahora, será necesario adaptar los mensajes y potenciar la credibilidad de la empresa en cuestiones de seguridad e higiene, buscando nuevas maneras de llegar al público, exaltando valores que, ya eran importantes, pero que ahora se colocan en primera posición.
  6. Importancia de la comunicación interna: este aspecto siempre ha sido clave para las empresas, en términos de employee engagement o employee experience. Sin embargo, en un momento donde los empleados se han visto en una situación cargada de incertidumbre, la comunicación interna ha sido fundamental para transmitir la confianza necesaria hacia los empleados, informando siempre con claridad sobre qué se está haciendo y qué se va a hacer en la empresa y mostrando el compromiso con sus empleados de mantenerles informados, tranquilos y motivados. Lograr una adecuada comunicación interna es hoy uno de los principales retos para responder adecuadamente a las demandas de los clientes además de crear un clima laboral óptimo que permita fortalecer la productividad de las compañías.

En palabras de Miguel Ángel Rodríguez, global COO de 3AW, “las empresas, al igual que los consumidores, también han tenido que adaptarse a este cambio de paradigma impuesto de la noche a la mañana y que ha revolucionado por completo el concepto de comunicación. No debemos recortar este servicio con el pensamiento erróneo de que es un valor añadido, pues se trata de un valor necesario”. En este sentido, confirma que muchas campañas que comenzaron en 2020 y que se vieron paralizadas en la primera ola de coronavirus, hoy están siendo retomadas y obteniendo los resultados esperados: “Aunque la comunicación de las empresas se ha visto afectada en un primer momento, ahora es necesario pensar en adaptar esas campañas al nuevo escenario, con el objetivo de reforzar nuestra marca”.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales