¿Cómo hay que implantar un Plan de Retribución Flexible para que tenga éxito?

Nacho Torres29 abril 20156min

retribucion flexible sodexo

La Retribución Flexible es una fórmula que permite que los empleados perciban parte de su retribución anual (hasta un 30%) a través de la entrega de una serie de servicios, previamente seleccionados y ofertados por la compañía. Además, si éste tiene éxito, otorga muchas ventajas tanto para la compañía como para el empleado.

Entre las ventajas que tiene en la organización se encuentran una motivación y fidelización del talento de los empleados –algo muy importante, puesto que las empresas con un alto grado de motivación y compromiso son un 19% más productivas-, un incremento de la retribución sin aumentar el coste salarial, una gestión simplificada con la plataforma integral o una solución ajustad a las necesidades de los empleados, entre otras.

Mientras que para los empleados, la Retribución Flexible les da un aumento del poder adquisitivo gracias a las ventajas fiscales de los servicios, un ahorro económico por los precios negociados a través de la compañía, un conocimiento de la compensación total y su implantación para ellos es flexible y voluntaria.

Aparte, a este sistema no le afecta la Reforma Fiscal del Real Decreto-Ley 16/2013 de finales de 2014. Todos los servicios mantienen su exención fiscal -excepto la compra de ordenadores, derogada desde el 31 de diciembre de 2004- y siguen cotizando a la Seguridad Social.

Por ello, el Plan de Retribución Flexible esta cada vez está más implantado en las empresas. Según un estudio de Sodexo, el 53% de las empresas tiene ya un sistema de Retribución Flexible implantado en la compañía. Un plan que, para que tenga éxito, debe seguir unas pautas.

FASES DEL PLAN DE RETRIBUCIÓN FLEXIBLE

En un plazo estimado de dos meses, hay que seguir un calendario de puesta en marcha que se compone de varias claves: análisis y diseño, comunicación, implantación y puesta en marcha, gestión y administración y, por último, la entrega de los servicios acordados en el plan.

En la primera fase, análisis y diseño, según Sodexo, la organización tiene que estudiar su pirámide poblacional para plantear al empleado las opciones. También tiene que medir las necesidades de sus trabajadores a través, por ejemplo, de una encuesta previa. Esto provoca que el empleado sienta confianza, sea partícipe y se motive.

También es necesario en esta fase un buen asesoramiento legal-fiscal para los límites retributivos, temas que conciernen a la Seguridad Social, las revisiones salariales e indemnizaciones, la protección de datos, un anexo al contrato y el reglamento, el cual se tiene que comunicar a los empleados, y un conexo al anexo al contrato de trabajo.

Ya sólo quedaría en esta fase definir los servicios que cubrirán las necesidades del empleado. Entre ellos, en el caso de Sodexo, se encuentran el Cheque y Tarjeta Restaurante Pass (exento de I.R.P.F. hasta 9 euros por día laborable y cotiza a la S.S.); Guardería Pass, que viene en formato electrónico o papel, que supone un ahorro medio de tres meses de guardería, está totalmente exento de I.R.P.F. y cotiza; y la Tarjeta Transporte Pass, exento de I.R.P.F. hasta 136,36 euros por empleado al mes con un máximo de 1.500 euros anuales y que cotiza.

La siguiente fase para que el Plan de Retribución Flexible es la comunicación. Esta parte es muy importante, puesto que hay que vencer la barrera de la desconfianza del empleado. Por ello, tiene que ser muy clara en los beneficios, concreta en los ejemplos y hacerla con sesiones presenciales para explicar mejor el sistema que se va a implantar. Tiene que ser una comunicación constante para tener la mayor adhesión posible y se puede recordar en qué consiste el plan con mails, vídeos, cartelería, dípticos.

El tercer paso es la implantación del plan. Una fase en la que habrá un periodo de simulación y contratación de los servicios con la ayuda de un Contact Center especializado que resuelva las dudas que puedan surgir a los empleados.

La penúltima fase es la de la gestión y la administración. Aquí es donde tiene que haber un buen RR.HH., ya que su papel es saber gestionar bien el plan. Por último, ya sólo queda la entrega de servicios y descuentos en nómina.

Muy importante es que todo el sistema de Retribución Flexible debe ir acompañado de una política de conciliación y formación. Al final, todo va a ir unido.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales