El valor del alineamiento organizacional

Maite Sáenz16 marzo 20147min

Esteban Sitges.
Project Manager Startups. Experto Eficiencia Sostenible ©. Asesor Sistémico Intangibles.

 

intangibles
Lee este artículo en Focus ORH+

Al empezar este artículo hemos buscado en Wikipedia una definición de organización que nos recuerde el sentido de la organización, ya sea empresa o grupo de cualquier índole que quiere cubrir una función/necesidad: “Grupo social compuesto por personas, tareas y administración, que forman una estructura sistemática de relaciones de interacción, tendientes a producir bienes y/o servicios para satisfacer las necesidades de una comunidad dentro de un entorno y así poder satisfacer su propósito distintivo que es su misión».

¿Cómo podemos aplicar análisis de eficiencia para mejorar los resultados de una organización?, ¿Cómo valoramos la sostenibilidad de dichos resultados en lo económico, social y medioambiental?, ¿cómo es posible conseguir mejorar el rendimiento global de la organización?, ¿en que subsistemas puedo influir para conseguir mayor productividad? Y otra pregunta más estimulante aún, ¿puedo hacerlo y conseguir crear valor, mejorar los resultados y la rentabilidad identificando y gestionando intangibles claves de la misma?

Estamos en momentos de gran paradoja en las organizaciones que quieren sobrevivir. Corremos el riesgo de estar tomando decisiones basadas exclusivamente en balances financieros sin considerar la valoración global de los recursos que componen las organizaciones.

Las prisas y el enfoque cortoplacista llevan a decisiones y transformaciones sin visión estratégica y creemos arreglar una cosa con beneficios aparentes sin valorar sus consecuencias a medo/largo plazo. Es aquí donde la ciencia sistémica puede ayudarnos a entender las propiedades de los sistemas y subsistemas que los componen, interrelaciones y propiedades que los rigen (alineamiento, cohesión, interdependencia, realimentación, causalidad…).

Hasta ahora parecía difícil gestionar la valoración que corresponden al capital intangible (capital humano, capital organizacional y capital relacional) porque no disponíamos de métodos sencillos para medirlo. La contabilidad simultánea (Salvador Guasch – ACCID 2013) añade metodología para la valoración y control de los indicadores no financieros (valores intangibles) que completan la contabilidad financiera hacia una estrategia integral de la organización.

Para ilustrarlo y céntranos en este breve artículo vamos a destacar un valor intangible que dentro del capital organizacional es clave para la productividad: el valor del alineamiento organizacional. No es que sea el único intangible importante. De hecho sistémicamente la gestión de un intangible influye sobre otro dado el carácter interdependiente de los elementos de una organización. Hemos elegido destacar el diagnóstico del intangible del alineamiento como una gran oportunidad de crear valor en una organización muchas veces sin tener que invertir en nuevos recursos sino simplemente reorganizando los existentes, pieza fundamental para crear eficiencia interna.

Definimos el alineamiento como la vinculación estratégica de los recursos humanos y materiales de la organización en sus operaciones diarias para conseguir sus objetivos y metas. Cabe señalar que es un elemento crucial a gestionar tanto en grandes como pequeñas organizaciones, aunque en estas últimas por su reducido tamaño es más intuitivo de evidenciar el grado de alineamiento. Llanamente, lo que persigue es conseguir “empujar todo en la misma dirección”.

En momentos en los que los recursos financieros no circulan en demasía es ineludible prestar atención al valor de cada uno de nuestros recursos que componen la organización: que talento de capital humano la componen, que procesos y tecnología son diferenciales, que capital relacional disponemos y quizás no estamos haciendo gestión activa…etc Hay que alinear todos estos valores hacia un mismo fin.

Obviamente la responsabilidad de dicha gestión recae directamente en el intangible del liderazgo de nivel directivo y su rol estratégico. Todos los departamentos, equipos y sus procesos han de estar bien alineados y enfocar su contribución individual al resultado global por encima de intereses particulares y hacia la misión definida por la organización.
Los cambios en la estructura organizativa buscando cada vez más flexibilidad llevan a la fragmentación y externalización de procesos, poniendo aún más en evidencia la necesidad de alinear y calibrar la eficiencia de dichos procesos de forma regular.

Concluimos con 5 posibles recomendaciones en cinco ámbitos de actuación en los que evaluar/diagnosticar una estrategia integral en cuanto al alineamiento organizacional:

• Alineamiento de procesos – Asegúrese que todos cubren algún punto imprescindible de la cadena objetivo y no constituyen obstáculos hacia el éxito.
• Alineamiento de objetivos – Evite objetivos que sean contradictorios con la estrategia global, planéelos y comuníquelos globalmente.
• Alineamiento de intereses y motivación – Evalué el desempeño, provea sistemas de compensación, elogie la contribución y el reconocimiento. El comportamiento óptimo del capital humano depende de ello.
• Alineamiento de cultura y valores – No hay nada más eficiente para crear equipos productivos.
• Alineamiento de proveedores – Evite proveedores desalineados con su cultura organizativa.

En cada caso habrá que analizar la sensibilidad de cada ámbito a alinear, calibrar su coste/beneficios y buscar una integración óptima que añada valor de forma eficiente y sostenible.

Recuerde que evaluar/revisar el intangible del alineamiento de su organización es una estrategia generadora de valor y eficiencia para optimizar el desgaste de las ruedas de su recorrido operativo hacia los objetivos.
TAGS: eficiencia sostenible, Esteban Sitges, contabilidad simultánea, valores intangibles, alineamiento organizacional


Observatorio de Recursos Humanos

ORH | Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales