El sector STEM, cada vez menos femenino

Redacción12 octubre 20215min
programadoras

El sector STEM es una de esas áreas donde la presencia de la mujer no crece al nivel que debería según su participación en la sociedad, sino que incluso retrocede, según conclusiones de una investigación llevada a cabo por Juan Julián Merelo y Cecilia Merelo, creando lo que se conoce como la brecha STEM.

En 1985 un 30% de los alumnos de Informática en España eran mujeres, porcentaje que cayó hasta el 12% en 2016, según Merelo y Merelo.

El escritor Clive Thompson en su libro ‘Programadores. La creación de una nueva tribu y la recreación del mundo’ asegura que antes de la llegada del ordenador personal, las mujeres eran casi la mitad de las empleadas encargadas de programarlos.

Según el estudio ‘Women in the digital Age’ de Womenalia, incorporar a más mujeres en empleos digitales tendría un beneficio para la economía de hasta 16 billones de euros anuales para el PIB conjunto de la Unión Europea. Tal y como comenta Lula Ballarino, directora general de Womenalia, «se necesitan mujeres referentes que acerquen lo apasionante de sus trabajos y su ejemplo para servir de impulso a las generaciones futuras. Si creces escuchando «esto no es para ti» o «esto es de chicos», lo acabas interiorizando. Y el mundo tech no es exclusivo de los hombres, no es cuestión de sexo; sino, como todo en esta vida, de conocimientos, actitud y aptitud. Debemos acabar con esas creencias limitantes. La tecnología, la transformación digital es una oportunidad laboral que las mujeres no podemos dejar escapar».

¿Por qué es tan difícil ahora para las mujeres acercarse al mundo de la programación?
  • Estereotipos de género: el ámbito STEM se continúa percibiendo como eminentemente masculino. De hecho, como señala el ‘Libro blanco del desarrollo español de los videojuegos’, las tecnologías están social y culturalmente definidas como masculinas y las competencias tecnológicas son entendidas como competencias propias del género masculino.
  • Sesgos inconscientes en IA: uno de los casos más sonados de discriminación por parte de la Inteligencia Artificial se dio con Amazon hace unos años, cuando tuvo que retirar un software de reclutamiento de trabajadores por discriminar de sus ofertas en puestos técnicos a las mujeres. La razón de este comportamiento se debía simplemente a que el sistema de IA aprendió de los perfiles de solicitantes de empleo en los últimos años, que eran predominantemente masculinos. Por ello, es fundamental contar con una base de datos actualizada, representativa de todos los perfiles y que no esté sesgada, pues de ella se alimentará y aprenderá la IA.
  • Escasez de referentes femeninos: cuando se habla de ciencia y tecnología, la inmensa mayoría de los referentes que vienen a nuestra memoria son masculinos. La escasa visibilidad de la mujer en áreas STEM provoca poco interés por parte de las niñas en carreras cada vez más demandadas. De hecho, solo un 7% de ellas se ve como científicas en el futuro, según datos de la Iniciativa 11 de Febrero. Esto también sucede en el cine. De hecho, en las películas más populares de Hollywood los científicos masculinos superan a sus colegas femeninas en una proporción de 2 a 1 y ellas son generalmente blancas, atractivas, sin hijos y solteras.

Conscientes de este panorama, Ironhack, escuela de talento digital, y Womenalia, empresa dedicada a apoyar a las mujeres en su desarrollo profesional, organizan una jornada bajo el lema “Mujer, programación y sesgos inconscientes”, que tendrá lugar el próximo miércoles 13 de octubre en la sede de la escuela en Madrid. El evento coincide con la celebración del “Día de Ada Lovelace” o el “Día de la Mujer Programadora”, que conmemora, desde hace nueve años, a Ada Lovelace como la primera programadora de la historia.

Los objetivos de esta cita no son otros que generar conciencia sobre la problemática de la falta de mujeres en el mundo de la programación y las consecuencias de los sesgos de género en lA, así como dar visibilidad a referentes femeninas del sector de la programación.

En la jornada se darán cita expertas del sector como Nohemy Veiga, Lead Data Scientist de Everis; Idoia Salazar, presidenta y co-fundadora del Observatorio del Impacto Ético y Social de la Inteligencia Artificial (OdiseIA) y autora del libro ‘El algoritmo y yo: Guía de convivencia entre seres humanos y artificiales’, y Silvia Cobo Gómez, desarrolladora, administradora de sistemas, Ciberseguridad y SRE de Clarity AI.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Contacta con nosotros


Nuestros Otros Proyectos


Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales