¿Cómo pueden las compañías integrar a un nuevo empleado y lograr que esté plenamente operativo en unas semanas a pesar de la distancia? Page Personnel analiza las tres fases clave del proceso y cómo deben abordarlas las empresas.

Tres consejos para integrar a nuevos empleados en remoto

1. Cierre del proceso de selección: las cosas claras. Una vez finalizado el proceso de selección, es más importante que nunca presentar una carta de oferta sólida y firmada, que recoja todos los aspectos y condiciones laborales. Por otro lado, es esencial que el candidato conozca la compañía y su cultura empresarial. Para ello hay que pensar en recursos, tales como la posibilidad de ofrecer visitas virtuales a la oficina o fotos, en su defecto, o vídeos corporativos que transmitan los valores corporativos.
Dada la situación actual, es recomendable también hablar con claridad sobre el futuro de la compañía y de si cuenta con un plan de contingencia, ya que el candidato solo dará el paso si ésta le ofrece confianza.

2. Primer día en la compañía: la prueba de fuego. Dada la importancia que adquiere la tecnología en el teletrabajo, es esencial que la compañía se asegure de que el nuevo empleado tiene todo el equipo necesario a su disposición, y que éste conozca el funcionamiento del soporte técnico. Del mismo modo, la compañía deberá proporcionarle la información de contacto de todas las personas necesarias: responsable de Recursos Humanos, Finanzas, etc.
Otro momento fundamental para la integración del nuevo miembro en el equipo es el de bienvenida. Gracias a la tecnología hoy es posible trasladar ese primer contacto al mundo online organizando un “café virtual”.

3. Primeras semanas: información dosificada. A partir del primer día, es el momento de que el nuevo empleado reciba toda la información y formación necesarias para desempeñar su labor. No hay que olvidar en este punto organizar un programa de videoconferencias one to one con aquellas personas de la compañía encargadas de explicar los procesos y herramientas que deberá utilizar en su día a día. Igualmente, en esta fase también deberá recibir toda la formación corporativa inicial, por lo que aquellas compañías con una mayor implantación del e-learning jugarán con ventaja.

“Realizar con éxito un proceso de onboarding a distancia es posible, aunque lógicamente requiere de un mayor esfuerzo, tanto por parte de la empresa como del candidato. Creo, sin embargo, que también puede servir para demostrar, en el caso del empleado su capacidad de adaptación a situaciones inciertas como la que estamos viviendo. Por parte de la empresa este proceso es también una prueba de fuego para medir su grado de implantación de la tecnología y los nuevos modelos de trabajo, como el teletrabajo, cada vez más determinantes para la atracción de talento”, señala Marc Conesa, Associate Senior Manager Page Personnel.


Observatorio de Recursos Humanos

Desde 2006 trabajamos para ofrecer contenidos e información de valor para el profesional de la gestión de RRHH, con el convencimiento de que el conocimiento, en sus vertientes de creatividad, innovación y aprendizaje continuo, es el principal valor de una dirección eficaz.



Suscríbete al boletín

* campos obligatorios
Acepto las condiciones de uso y la política de privacidad


Síguenos en Redes Sociales