“Sólo tienes una piel. Protégela del daño solar”

0
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Abrimos este artículo con el lema de la última edición de la principal Campaña Europea en prevención de cáncer de piel, “Euromelanoma”. Recordemos que las campañas de prevención son cruciales para evitar enfermedades y en el caso que nos ocupa, el profesional dermatólogo es quien mejor nos puede asesorar con respecto a las medidas más eficaces para evitar el cáncer de piel.

Si bien es cierto que el melanoma como tal podría cuestionarse como enfermedad profesional, debido a las enmiendas presentadas alegando la exposición solar del trabajador fuera de la jornada laboral, es innegable que existen profesiones que predisponen al trabajador a padecer cáncer de piel. Estaríamos hablando, por ejemplo, de policías, barrenderos, agricultores, pescadores, albañiles, chóferes e incluso heladeros, como perfiles de trabajadores que tienen un alto riesgo de contraer este tipo de enfermedad por su larga exposición al sol, soportando elevados niveles de radiación ultravioleta. Es más, los altos índices de melanoma que registran grupos de profesionales vinculados a la tripulación de los aviones, indicarían, según tres estudios científicos publicados en la revista ‘Occupational and Environmental Medicine´ que “ A pesar de las dudas que plantean los factores de tipo no laboral, los autores de estos ensayos aseguran que existen evidencias suficientes para asegurar que pilotos y auxiliares de vuelo tienen un mayor riesgo de desarrollar ciertos tipos de tumores, relacionados con su exposición a las radiaciones que se producen a determinada altura”.

Recordemos que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) los rayos ultravioletas que pasan a través del agujero de ozono son los máximos responsables del incremento de número de cáncer de piel.

En palabras del responsable de la Campaña Euromelanoma, Dr. Agustín Buendía Eisman, “la incidencia de cáncer de piel está en continuo aumento y ya alcanza la consideración de epidemia a escala mundial”. Si hablamos de España, se calculan 4.000 nuevos casos al año de los que un 80% se podrían evitar con una protección adecuada.

En esta línea, según datos de la Organización Mundial del Trabajo (OIT), cada año tanto la incidencia como la supervivencia del cáncer aumentan en España y, paralelamente el gasto económico que supone las Invalidez Permanente Absoluta (IPA) por estas patologías. Por ello nos recuerdan desde la OIT que la ausencia de una prevención adecuada de las enfermedades profesionales tiene profundos efectos negativos no sólo en los trabajadores y sus familias, sino también en la sociedad en su conjunto debido al enorme costo que esta genera; en particular, en lo que respecta a la pérdida de productividad y la sobrecarga de los sistemas de seguridad social. En este escenario no es de extrañar el protagonismo que están teniendo las campañas de concienciación que repercuten directamente en la reducción de la tasa de incidencia y mortalidad por melanoma.

Tal y como apunta Cristina Galán Quiroga, responsable del área de proyectos de soluciones para la salud, el bienestar y la prevención de enfermedades de SinkServices, son cada vez más las empresas que se suman a esta nueva filosofía, donde por fin, las empresas se van contagiando de una preocupación por cuidar a sus trabajadores por dentro y por fuera, al margen de si se tratan de enfermedades profesionales o no profesionales.

Es significativo el incremento del número de empresas que contratan campañas de sensibilización, concienciando a sus trabajadores de la importancia del buen cuidado de la piel, ofreciéndoles formación sobre cómo evitar exponerse a radiaciones solares peligrosas, enseñándoles a identificar factores de riesgo que inciden en la aparición de lesiones en la piel y dándoles recomendaciones prácticas para aprender a cuidar su piel. Además, últimamente se están demandando consultas dermatológicas individuales que se llevan a cabo en las instalaciones de las empresas, ahorrando tiempo y dinero en traslados. En no más de 15 minutos se lleva a cabo por parte de un equipo de profesionales, una revisión del tipo de piel específico, una revisión general de la presencia de alguna lesión sospechosa de malignidad y se toman entre 3 y 5 fotografías para su posterior análisis. A continuación, los dermatólogos elaboran los informes para ser enviados vía mail, bajo contraseña (cumpliendo con todas la exigencias de la Ley de Protección de Datos) a cada empleado. El resultado de estas experiencias confirma que el grado de satisfacción del trabajador con su empresa por preocuparse de su salud repercute de manera beneficiosa en la organización.

Para terminar, ofrecemos los consejos para cuidar nuestra piel que nos dan desde la American Academy of Dermatology, quienes insisten en que la exposición al sol es el factor de riesgo más prevenible para todos los cánceres de piel. Para evitarlo debemos:

  • Aplicar generosamente protección solar con un amplio espectro, y resistente al aguacon un Factor de protección solar (SPF) de 30 o más en toda la piel expuesta.Reaplicar aproximadamente cada dos horas, incluso en días nublados y después denadar o sudar.
  • Usar ropa protectora, como una camisa de manga larga, pantalones, un sombrerode ala ancha y gafas de sol, siempre que sea posible.
  • Buscar la sombra cuando sea apropiado. Los rayos del sol son más fuertes entre las12:00 de la mañana y las 16:00 de la tarde.
  • Tener cuidado cerca del agua, la nieve y la arena, ya que reflejan e intensifican losrayos dañinos del sol, aumentando las probabilidades de quemarse en el sol.
  • Obtener vitamina D en forma segura a través de una dieta saludable que puedeincluir suplementos vitamínicos.
  • Evitar las camas de bronceado. La luz ultravioleta de sol y de las camas debronceado pueden causar cáncer de piel y arrugas.

Y como recordamos desde SinkServices, no se debe olvidar llevar a cabo autoexploraciones y acudir a una revisión periódica al dermatólogo. En este tipo de cáncer es vital la detección precoz, “El cáncer de piel es el único que, si se detecta a tiempo, tiene el 100% de posibilidades de curarse” (Dr. Buendía), de ahí que las campañas de prevención y educación sean de vital importancia.

Como decía Schopenhauer, “La salud no es todo, pero sin ella todo lo demás es nada”.

Artículo escrito por Virginia Mateo Prieto, cofundadora de SinkServices.

Escrito por Redacción

Deja un comentario