Facility Management, aliado en el equilibrio físico y mental de las compañías

0
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

facility management

La incorporación del Facility Management a las organizaciones aporta muchos beneficios a estas. En el evento, celebrado por IFMA, Sociedad Española de Facility Management, se habló sobre el valor añadido que aporta este campo en el ámbito empresarial.

Una de las principales ventajas del Facility Management, mencionadas en el evento celebrado en el Colegio de Ingenieros Industriales de Sevilla, es la contribución a la mejora del rendimiento de la organización con respecto a las personas, los procesos, las finanzas y el entorno.

Hay que conseguir un entorno adecuado para lograr este objetivo y, para ello, el Facility Management debe tener en cuenta tanto el bienestar físico como mental de los trabajadores. Ese equilibrio conlleva una mayor productividad para la compañía y, por lo tanto, un ahorro de costes.

“El valor añadido que aporta un facility manager es muchas veces difícil de medir. Por este motivo, trabajamos en la creación de un sistema de indicadores universal y adaptable que puedan utilizar las compañías según sus intereses” afirma Victor Collado, director de la Comisión Research de de IFMA España.

Varios son los focos de actuación con los que un facility manager puede aportar valor a la organización:

– Entorno Físico. Actuaciones que tienen como resultado la modificación de cualquier aspecto del entorno físico en el centro de trabajo, desde el transporte y el acceso al edificio hasta las zonas de confort, pasando por aspectos relacionados con la flexibilidad, el apoyo tecnológico y de servicios, la seguridad, etc.

– Servicios. Intervenciones que implican cambios en la propia definición del servicio. Aquí se incluyen la introducción de nuevos servicios o la desaparición de algunos ya existentes

– Cadena de suministro. Aquellas actuaciones que implican cambios en los contratos de servicios con proveedores externos
– Estrategia y planificación. Las funciones que implican cambios en la estrategia de prestación del servicio, desde su organización y planificación hasta su implementación y control.

– Interfaz con el negocio. Acciones que implican cambios en la relación entre el Facility Management y la organización.

– Procesos internos. Actuaciones que implican cambios en los procesos internos de gestión y/o operación de la unidad de Facility Management sin cambiar los niveles de servicio ni el contrato interno con la organización.

Para conseguir un impacto real y que aporte un verdadero valor diferencial, IFMA España propone la creación de un equipo de análisis del valor añadido (AVA), constituido por aquellos profesionales más directamente relacionados con el área de Facility Management, además de por usuarios de los servicios, clientes internos y prescriptores.

Escrito por Redacción

Deja un comentario