Las personas que duermen la siesta cometen un 34% menos de errores en el trabajo

0
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
Muchos estudios ya han demostrado que la siesta no solo es beneficiosa para reponer la energía del cuerpo, sino que resulta casi vital para sobrevivir a la jornada laboral en las temporadas de primavera y verano; porque al tener más horas de luz y altas temperaturas, aumentan la fatiga y el cansancio. Según datos de la NASA (2014) las personas que duermen la siesta cometen un 34% menos de errores en el trabajo y aumentan su atención en un 16%. Por este motivo desde el hotel Barceló Bilbao Nervión ofrecen cinco consejos que se deben tener en cuenta para sacarle el máximo provecho al momento de la siesta.
1. Saber cuándo se necesita
Aunque la mayoría de las personas se beneficia ampliamente de unos minutos de descanso a mitad del día, no todas tienen las mismas necesidades de reposo. La siesta a media jornada da mejores resultados en aquellos que por algún motivo estén realmente cansados: por haber trabajado en exceso, no haber dormido suficiente la noche anterior o porque el calor les causa mucha fatiga.
2. Location, location, location
Como sucede en el mundo inmobiliario, con las siestas la ubicación lo es todo. Lo más recomendable para tomar una siesta verdaderamente reparadora es hacerlo siempre en el mismo lugar, en un entorno tranquilo y silencioso, y con una temperatura agradable. De esta manera se logra un sueño de calidad, aunque sea por un tiempo corto.
3. Comodidad ante todo
La ropa ideal para la siesta es el pijama, pero está claro que no siempre se puede llevar puesto. Para los momentos en los que se tiene poco margen para descansar, se debe hacer todo lo posible por estar cómodo. Desabrochar los botones del pantalón o la camisa, y quitarse los zapatos darán mayor comodidad al rato de reposo.
4. Ni más ni menos, sino lo justo
Es complicado medir el tiempo justo que se necesita para reponer energía durante el día, pero muchos estudios científicos coinciden en que una siesta reparadora no debe durar más de 30 minutos. Un estudio financiado por la NASA afirma que el tiempo justo para dormir sin alterar las horas de sueño nocturno es de 25,8 minutos.
5. Dar importancia al sueño nocturno
Aunque el descanso durante el día es una gran ayuda, la siesta no debe ser sustituta de dormir por las noches. El sueño que se alcanza por la noche es el más importante para la salud física y psicológica, porque es mucho más profundo y se da en condiciones que permiten al cuerpo regenerarse y reponerse del desgaste diario.

Escrito por Redacción

Deja un comentario