10 directrices para tener un cerebro orientado al éxito

0
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

cerebro

  1. El cerebro no diferencia entre realidad y creencia. Por esta razón es importante cuidar nuestro diálogo interior y la percepción que tenemos de nosotros mismos. Todo influye en nuestros resultados.
  2. El cerebro no entiende de bromas e ironías. Tenemos que tener cuidado con algunas frases que decimos y que, sin darnos cuenta, pueden convertirse en creencias que limiten nuestro potencial (ej: ¡Qué tonto estoy!; esto no se me da bien; no puedo con ello, siempre me equivoco…)
  3. El cerebro tiene dificultades para entender las frases formuladas en negativo. Nuestros objetivos han de estar formulados en positivo. No es lo mismo decir “no puedo conseguir mi sueño”, a decir “¿cómo podría conseguir mi sueño?”.
  4. El cerebro entiende e integra mejor las frases cortas y concretas. Para que el cerebro ponga el foco en algo hay que concretar para, de este modo, facilitar la tarea de dirigir todos los esfuerzos hacia el objetivo.
  5. El cerebro tiene que descansar. Durante el día no para, y las horas de sueño son imprescindibles para que el cerebro organice e incorpore toda la información del día.
  6. El cerebro actúa según las expresiones de nuestro rostro. Si por ejemplo sonríes interpretará que estás contento.
  7. Los actos de gratitud favorece que el cerebro se guíe hacia lo positivo y trabaje de manera eficaz.
  8. El cerebro, como comentamos, no reacciona adecuadamente ante la multitarea puesto que ésta no le deja pensar con claridad. Si queremos aprovechar al máximo nuestra capacidad es necesario el orden y la concentración.
  9. Los descansos entre tareas son vitales; incluso, a veces, no hacer nada es necesario para recargar el cerebro.
  10. Mediante el juego podemos fomentar la búsqueda de soluciones desde una perspectiva diferente a la habitual.

Fuente: Noemí Vico García en Dictea.

Escrito por Cristina Fragua

Cristina Fragua

Graduada en Periodismo y Comunicación Integral por la Universidad Francisco de Vitoria. Próximamente, Máster en Dirección de Comunicación Corporativa en EAE Business School Madrid. De las que siempre lleva un libro bajo el brazo. Cabezota y ambiciosa, ambas en el buen sentido. A veces hay que perder el norte para descubrir que puedes ir en otras direcciones.

Deja un comentario