Elena Cascante: “Por primera vez en la historia, en las empresas conviven 4 o 5 generaciones”

0
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

La gestión de la Diversidad no es una opción, es un imperativo empresarial para toda organización que quiere mantener un crecimiento sostenido en el nuevo orden socioeconómico, según ha comentado Elena Cascante, socia directora del Observatorio Generación y Talento durante la jornada “Liderazgo inclusivo: Estrategias de gestión de diversidad generacional y de género”, que tuvo lugar el pasado mes de junio en la sede de ESADE  en Barcelona.

Por primera vez en la historia de España, -ha señalado Elena Cascante- conviven cuatro o cinco generaciones -dependiendo del tipo de organización empresarial – en el mismo tiempo y espacio en el trabajo y tienen una diferencia de edad aproximadamente de 51 años.

Cada generación tiene su cultura, sus valores, sus ideales, sus gustos y su idioma propio, pero además la situación económica de este país ha impactado en cada una de ellas de manera distinta creando lo que denominamos “adversidad generacional”. “Por ello, los tradicionales modelos de gestión de recursos humanos no son aplicables a los nuevos modelos de trabajo”.

En su opinión “gestionar la diversidad no es un elemento de RSC, es un elemento estratégico que influye en la creatividad, en la resolución de conflictos, contribuye a la creación de un clima de confianza y a la identificación de oportunidades”.

En este sentido, el Observatorio Generación y Talento, pretende ser un foro referente en materia de Diversidad generacional, un órgano para la investigación, análisis y formación en materia de talento intergeneracional, que ayude a las organizaciones en la nueva gestión de personas.

“Es el momento de reflexionar qué aporta cada generación, cómo y en qué medida, para proporcionar a los líderes empresariales herramientas que les permita gestionar la diversidad generacional como herramienta de éxito. Es evidente que el Know How de las organizaciones se encuentra en sus personas. Necesitamos herramientas para transferir el conocimiento, pero también hay que preguntarse ¿para qué?, con el fin de comprometer al equipo humano, desmotivado por la adversidad generacional”.

Durante esta jornada, Elena Cascante ha presentado el Primer estudio intergeneracional en las empresas españolas.

Este estudio ofrece exhaustivo análisis de cada generación, por ejemplo:

• Los mayores de 50 años que no están ni se les espera en el mercado, se alarga la fecha de su jubilación, no hay desarrollo ni promoción para ellos.
• La generación X, la mejor formada, pero desmotivada. Sus expectativas se han enfrentado a una realidad de bajos sueldos, la sobreabundancia de licenciaturas les han impedido llegar a donde pensaban.
• La generación Y, la generación perdida, formados, emigrantes, desempleados y los que se han incorporado al mundo laboral están realizando una actividad que requiere una formación inferior a su nivel de estudios.
• La generación Z, han crecido en el desencanto y en un mundo laboral marcado por la precariedad, en una posguerra del mercado laboral que provoca una incertidumbre.

Según Elena Cascante, “el conocimiento de las compañías debe ser transferido entre las distintas generaciones. Es evidente que es necesaria la transferencia de conocimiento ligado a la experiencia, en la que se suma el conocimiento y la experiencia, pero no debemos olvidar que la transferencia del conocimiento debe ser bidireccional”.

Escrito por Redacción

Deja un comentario