Mantén lo que funciona, digitaliza lo que importa

0
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Los sistemas que necesitan años para implementarse y que se vuelven difíciles de extraer y reemplazar necesitan extinguirse. Ser verdaderamente ágil es el único modo en el que las compañías pueden sobrevivir, ya que todas las industrias experimentan interrupciones digitales en la actualidad.

La riqueza de la historia tecnológica del Reino Unido plantea un importante obstáculo para las organizaciones británicas. Según una investigación reciente realizada por IDC y patrocinada por Cornerstone OnDemand, llamada El negocio del futuro: Dando Rienda Suelta al Talento, los sistemas TI heredados son la segunda barrera más grande a la transformación digital después de la resistencia cultural, con más de un tercio de las organizaciones británicas (34%) enfrentándose a este problema a día de hoy. Estos sistemas TI heredados (legacy) son un problema particularmente en el Reino Unido en comparación con otros países europeos, estando solo Alemania por encima de Gran Bretaña en el ranking de países europeos afectados por este problema.

Vincent Belliveau, Executive Vice President and General Manager de Europe, Middle East and Africa (EMEA), Cornerstone OnDemand.
Crisis de confianza

Cuando se les preguntó a directivos de RR.HH. y de línea de negocio sobre cómo su organización se compara con el resto de su sector en cuanto a su capacidad de aprovechar la tecnología digital para impulsar cambios en los modelos de negocio, solo un 23% de los líderes empresariales británicos sentían que superaban al resto o que eran, básicamente, los mejores. Los encuestados suecos eran los más seguros con un 39%, seguidos por los holandeses con un 30% y los alemanes con un 27%.

Sin embargo, a las organizaciones británicas no les falta confianza, ya que hay muchas maneras de superar la barrera de los sistemas TI heredados y de implementar estrategias digitales que tengan un impacto inmediato sin un reajuste total.

Los líderes pueden fijarse en sus sistemas actuales y determinar si no son adecuados para su propósito cuando se trata de competir contra competidores más ágiles, pero mi consejo es que no se debe pensar automáticamente en “arrancar y reemplazar”.

En lugar de eso, los líderes deberían ser ágiles y evaluar sistemas basados en lo que apoyará su estrategia digital, y eso puede significar mantener elementos y superponer otras capacidades que brinden nuevos beneficios como interfaces modernas y atractivas, mayor eficacia, y una mejor gestión de datos.

Transformación de RR.HH.

Del mismo modo, es bueno recordar que transformar los recursos humanos es más que una buena gestión de los diferentes procesos, se trata de desarrollar una estrategia de personal que respalde los objetivos del negocio. La tecnología permite tener una buena estrategia, pero no la dirige.

RR.HH. debe observar los sistemas y herramientas que coincidan con la velocidad del cambio cuando se trata de la planificación de la fuerza de trabajo, su selección, desarrollo y la retención de empleados. Lo primero son las personas, no los sistemas.

Evalúa tus sistemas de RR.HH.

Al evaluar sus sistemas de recursos humanos, es probable que encuentre que tiene sistemas que no necesiten reemplazo o que son complicados de reemplazar, o incluso que no merece la pena reemplazar porque el coste y el tiempo para hacerlo supera el beneficio final. Sistemas como las nóminas, por ejemplo, pueden ser diferentes dependiendo de la región en la que la organización opere, haciendo su revisión aún más difícil. Mi consejo es centrarse en los sistemas que apoyen los objetivos del negocio, que podrían ser selecionar expertos, capacitar a los empleados o facilitar su movilidad interna para desarrollar una fuerza de trabajo que se alinee con la estrategia del negocio. Esto pone énfasis en los sistemas que permiten una mejor selección, integración, desarrollo, formación, colaboración y compensación de los empleados. Este tipo de tecnología puede superponerse a los sistemas existentes como la nómina, manteniendo esencialmente lo que funciona al mismo tiempo que unifica los datos de la fuerza de trabajo, digitaliza lo que importa y conduce el éxito empresarial.

Una segunda consideración importante es el tiempo de implementación. No puedes esperar años por la implantación un sistema, las organizaciones deben ser más ágiles que eso. Revisar los sistemas que impulsarán un impacto inmediato a la organización. Hemos implementado sistemas en menos de tres semanas para algunos de nuestros clientes, por lo que puede ser un proceso rápido.

Artículo escrito por Vincent Belliveau, Executive Vice President and General Manager de Europe, Middle East and Africa (EMEA), Cornerstone OnDemand.

Escrito por Redacción

Deja un comentario