50 casos de éxito: Experiencia de empleado

0
Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Actualmente resulta imprescindible atraer, gestionar y retener el talento en las empresas y lograr experiencias satisfactorias y motivantes para los empleados. El libro “50 casos de éxito: Experiencia de empleado” tiene como fin conseguir mejorar el rendimiento y compromiso de los empleados para convertirlos en embajadores de la propia marca. Las organizaciones no deben olvidar que el empleado tiene la capacidad de impactar de una manera positiva, o negativa, en la percepción que el cliente pueda tener sobre la compañía.

libro

Las organizaciones están investigando y poniendo en práctica proyectos innovadores en el ámbito de la gestión de personas con el fin de evolucionar hacia una empresa más flexible, compretida, creativa, cercana, saludable, colaborativa, empática y sociable.

La obra contiene 50 casos de gestión del talento implantados con éxito en organizaciones que operan en España como Abante, Altadis, Bankinter, Clínica Baviera, DHL Express, Henkel, Lidl, Lukkap, Orange, Ricoh, SEUR, Xerox; entre otras.

“El libro surgió con un reto claro: queremos inspirar a los directores de Recursos Humanos mostrándoles tendencias de futuro que ya son una realidad y con propuestas de acción, casos reales al fin y al cabo, que son un fiel reflejo de lo mucho, y muy bueno, que ya se está haciendo en nuestro país en el ámbito de los RR.HH.”

COORDINADORES DE “50 ÉXITOS: EXPERIENCIA DE EMPLEADO”

Rafael Vara, licenciado en Económicas y Empresariales en ICADE, consejero delegado de Lukkap.

Itziar Nieto, licenciada en Sociología y Ciencias Políticas.

Ignacio Fernández de Piérola, licenciado en Farmacia por la Universidad de Navarra y MBA por el Insituto de Empresa.

Escrito por Cristina Fragua

Cristina Fragua

Graduada en Periodismo y Comunicación Integral por la Universidad Francisco de Vitoria. Próximamente, Máster en Dirección de Comunicación Corporativa en EAE Business School Madrid. De las que siempre lleva un libro bajo el brazo. Cabezota y ambiciosa, ambas en el buen sentido. A veces hay que perder el norte para descubrir que puedes ir en otras direcciones.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: